“Se vende” un comisario ejidal

Queja por reparto municipal de un apoyo, en Izamal

José Gilberto Kuk May, secretario del ejido de Izamal; Teodoro Baas Ciau, tesorero, y de pie, Marco Ramos Sulub

IZAMAL.- A menos de tres meses de que el 4 de noviembre Víctor Manuel Ávila Canché fue electo comisario ejidal, afronta un conflicto interno en el ejido.

En esos comicios al principio contendieron Marco Antonio Ramos Sulub, Martín Puc Lugo y Ávila Canché, pero el primer renunció y se unió al tercero para derrotar al segundo, considerado candidato del Ayuntamiento, quien en efecto perdió con 372 votos contra 543 del hoy comisario y 19 sufragios nulos.

Ahora, Ramos Sulub, José Gilberto Kuk May y Teodoro Baas Ciau, secretario y tesorero del ejido, denuncian que el comisario ejidal sólo busca su beneficio personal y no el de los campesinos.

Relatan que la gota que derramó el vaso fue que personal del Ayuntamiento entregó despensas en el local ejidal hace unas semanas.

-¡No es posible que se viole la autonomía del comisariado ejidal! Toda ayuda es buena, pero no pasando sobre los que representamos a los ejidatarios; nosotros conocemos a los campesinos -dicen los directivos inconformes.

-No buscamos un enfrentamiento, buscamos que a los campesinos se les dé toda la ayuda posible y los apoyos lleguen para todos, no sólo para la gente del Palacio.

-Al parecer nuestro representante ejidal ya se vendió al presidente (Fermín Sosa Lugo). Dice el comisario que sólo con su firma del presidente se puede sacar ayuda de dependencias.

-¡Eso es mentira! El comisario es autónomo y es una pena que por unas migajas se venda y los campesinos queden abandonados.

-Estamos valorando la situación. De seguir agravándose esta situación y si los campesinos piden la remoción, el Consejo de Vigilancia pedirá una asamblea para la remoción del comisario.

Dicen que Wílliam May Gorocica, secretario del Consejo de Vigilancia, apoya al grupo inconforme.- J.C.P.K.



Volver arriba