Obra a medias en Izamal

Fallidas entregas de los trabajos de $3.6 millones

1 / 7


Uno de los arriates inconclusos -sin revoco y sin césped o plantas de ornato- en la avenida Zamná de Izamal que, según un letrero, fue remozada con $3.6 millones de la Federación y el Ayuntamiento
Tramo de la avenida Zamná que tiene la guarnición incompleta y carece de aceras, en Izamal. A la izquierda, el reloj que en sus tres carátulas tiene horas diferentes, en esa avenida
La placa de la "inauguración" del remozamiento de la avenida Zamná, un tramo no atendido, uno con acera pero con arriates a medias y otro tramo sin mejoras


IZAMAL.- El remozamiento de la avenida Zamná permanece inconclusa, a pesar de que el Ayuntamiento ya programó en dos ocasiones la inauguración de la obra, aunque al final canceló ambas ceremonias.

El 7 de noviembre de 2013 el alcalde Fermín Sosa Lugo, el delegado de la Sedatu en Yucatán, Wílberth José Novelo Ceballos; el secretario de Obras Públicas del Estado Daniel Quintal Ic, y vecinos del rumbo dieron el banderazo de inicio de la obra.

En febrero se anunció dos veces que el gobernador Rolando Zapata presidiría la inauguración de la obra.

Por medio de un altavoz se invitó a los vecinos de la ciudad a la inauguración que se programó el 14 de febrero, pero el evento se canceló.

Posteriormente se invitó para el 22 de febrero, mas también se canceló.

La obra genera polémica desde que se retiró la placa original de la avenida.

Miguel F. Vera Lima, cronista de la ciudad, denunció públicamente que se quitó la placa con la fecha de agosto de 1979 que en la inauguración colocó el Ayuntamiento, que encabezó el ex alcalde Fernando Rosado Pérez, abuelo de Seidy Azcorra Rosado, esposa del hoy alcalde.

Hasta el propio Rosado Pérez lamentó el retiro de la placa histórica.

Ante la inconformidad hecha pública, el Ayuntamiento reinstaló la placa original, aunque ya está cuarteada en dos pedazos.

Además, colocó una que dice que el 14 de febrero de 2014 “fue puesta a disposición de la mágica ciudad de Izamal la avenida remodelada”.

Según el letrero oficial, la obra se hizo con $3.627,649.67, de los cuales la Federación aportó $2.182,068 y el Ayuntamiento, $1.445,581.67.

Sin embargo, el apartado “Nombre o proyecto” se encuentra vacío, a diferencia de un pequeño letrero que informa que el proyecto de iluminación costó $143,350.19 ($100,353 federales y $42,997.19 municipales) y consistió en la colocación de 16 postes con nueva luz ($8,959 por poste).

En un recorrido, se observa que no toda la avenida Zamná (calle 39) fue remozada ya que no hay mejora alguna en su tramo de la 24 a la 26, cuyos lados siguen en mal estado.

El otro extremo

La diferencia se observa en el otro extremo de la avenida, donde se colocaron concreto estampado y nuevas luminarias, aunque la obra no se concluyó porque están a medias los arriates.

Hay arriates en que los bloques están al desnudo, otros no tienen césped y otros ni siquiera la tierra debida. Además, hay basura regada en la avenida.

El reloj colocado en la calle 24 con 29 (avenida Zamná) tiene tres horarios: 9:30, 7:30 y 3:15, aunque al pasar por ahí eran las 8:30 de la mañana.

Suegro del alcalde

Las obras concluyeron en la manzana donde habita el suegro del alcalde, Mario Azcorra. La manzana donde no se hizo mejoras es un área donde se ubica un terreno del ex candidato del PAN a la alcaldía de Izamal en 2012, José Miguel Rodríguez Asaf.

Se intentó entrevistar sobre las mejoras en la avenida al director de Obras Públicas, Elmo López, pero se indicó que estaba en un predio de la calle 42 con 33 conocido como “La Pasadita”.- José Candelario Pech Ku [email protected]




Volver arriba