“No dicen nada los policías”

Infractores viales en Izamal no reciben sanción

1 / 5


Policías en una patrulla pasan junto a una moto estacionada en plena esquina, en la 31 con 32 del centro de Izamal, donde son una constante las infracciones y también la falta de multas para los infractores
Un motociclista transita en sentido contrario. Abajo, un conductor aborda su automóvil estacionado en franja amarilla cerca de una esquina al obstruir el paso de un autobús
Arriba, un ciclista espera para transitar en sentido contrario, y una camioneta estacionada en doble fila obstruye el paso, en Izamal. A la izquierda, dos automotores parados en una franja amarilla


IZAMAL.- El aumento del parque vehicular en esta ciudad ya es evidente, pero también las infracciones al Reglamento de Tránsito están a la orden del día.

En este Pueblo Mágico ya es común ver vehículos transitando en sentido contrario o estacionados en franja amarilla, en doble fila y hasta en la mera esquina obstruyendo el paso de otros.

La anarquía vial se ve sobre todo en las esquinas más concurridas, donde se asigna a un agente de Vialidad, pero a la vista de los oficiales se estacionan vehículos -incluyendo unidades oficiales- en franja amarilla.

El problema es mayor durante los fines de semana, cuando llegan muchos turistas a esta ciudad.

Lo que más sorprende a los vecinos y visitantes es que por las noches las luces y sirenas de las torretas de las patrullas se encienden sin motivo justificado, ocasionando que los conductores de vehículos tengan que frenar o estacionarse para cederles el paso como marca el Reglamento de Tránsito.

A la pregunta ¿Por qué transita en sentido contrario?, un conductor respondió: “No dicen nada los policías, además ellos ponen su torreta de luces, lastiman los ojos por las noches y nadie les dice nada”.

Otro dijo: “Se me hace más fácil circular en doble sentido que dar la vuelta para llegar por la otra calle que va a la colonia, por eso lo hago”.

-No dicen nada los de la Policía, además todos lo hacen, un montón pasan en sentido contrario y no pasa nada, sería mala suerte que me dijeran algo -contestó otro.

Un peatón, a su vez, indicó que “eso es una falta al Reglamento de Tránsito, pero es normal que pase, ya que la Policía no aplica el reglamento de vialidad en Izamal”.

En efecto, es común observar que alguien estacione su vehículo en franja amarilla sin que alguno de los policías asignados en el centro de la ciudad le sancione.

Además, cada 30 minutos pasan patrullas en el centro de la ciudad, incluso cerca de motos estacionados en franja amarilla o en una esquina, y de taxis del FUTV estacionados en la calle 31 con 32, pero tampoco multan a alguno de los infractores.

La excepción fue el lunes 12 en la tarde, cuando los policías municipales retiraron a los vehículos estacionados en franjas amarillas en el Centro, por la llegada de los automóviles de colección del Rally Maya.- José Candelario Pech Ku




Volver arriba