“Nacimos para amarnos”

Se conocen en Face y se casan en Kimbilá, Izamal

Jonathan Leites Castaño, de Montevideo, Uruguay, e Íngrid Leal Pat, de Kimbilá, Izamal, en dos momentos en su casa en esa comisaría yucateca mientras relatan su historia de amor, que surgió tras conocerse en Facebook

KIMBILÁ, Izamal.- Amor por Internet es la historia de una pareja que se conoció por medio de Facebook y su relación traspasó las fronteras del mundo virtual al real.

Íngrid Leal Pat y Jonathan Leites Castaño se conocieron por Facebook el 9 de mayo de 2012 y cinco meses después Jonathan declaró su amor a Íngrid. Por un año mantuvieron un noviazgo por teléfono y redes sociales, hasta que el joven cruzó las fronteras de Uruguay y México para contraer matrimonio en junio de 2013 en Kimbilá.

-Nos conocimos porque unos amigos me enviaron por Facebook invitaciones para conocer a otros amigos o contactos, agregué a Jonathan a mis contactos e iniciamos una amistad de pláticas -relata Íngrid.

-Platicábamos de los temas más comunes hasta hablar de temas sentimentales y ahí, creo, empezó la confianza.

-Pasaron cinco meses de esa relación por Internet hasta que él -dice, mientras señala a Jonathan- se me declaró. Pero aún así había cierto temor, ya que él estaba en su natal Montevideo y una servidora en Benito Juárez, Quintana Roo.

Jonathan, a su vez, dice que el amor por Íngrid fue naciendo en las pláticas en que compartieron sentimientos.

-Creo que nacimos para amarnos, ya que por medio de la red social nos conocimos y nos fuimos conociendo hasta que, como ella te ha dicho, el 6 de marzo de 2013 nos conocimos en el aeropuerto de Cancún… y fue algo maravilloso.

-No me llevé sorpresas, era igual a como ella me mandaba las fotos -señala-. Lo que tenía eran nervios ese día, emoción, aunque como dice mi ya esposa, ese día fue uno de los más felices porque nos conocimos y fue el inicio ya de nuestra relación.

-De mi familia de Uruguay, puedo decir que los extraño y que los quiero, los extraño, que ahora ando con mi nueva vida de casado con mi feliz esposa -añade.

La joven pareja admite que no fue fácil la relación y que la distancia fue uno de los problemas que afrontaron.

Íngrid dice que sus padres, amigos y conocidos temían que esa relación fuera falsa y ella fuera secuestrada.

Los jóvenes cuentan que están viviendo una nueva relación de pareja, “no es lo mismo estar solteros a estar ya en familia”.

Aunque aclaran que la vida de esposos es maravillosa y de grandes retos y sacrificios como pareja, como una relación de todo matrimonio que tiene algunos altibajos, pero más cosas buenas, que día a día vamos descubriendo con la bendición de Dios.

La pareja también alerta sobre cómo evitar que, al usar las redes sociales, uno sea víctima de algún delito.

-Creo que la juventud tiene que valorar la función de la redes sociales, ya que puede que una relación fuera falsa. Lo importante es buscar con los amigos del contacto información para saber si realmente es la persona que se describe en la Red -indican Íngrid y Jonathan.

-En ocasiones en este tipo de relaciones uno sale dañado. En nuestro caso no fue así, pero sí pedimos que los jóvenes usen bien las redes sociales para no caer en alguna trampa.

-Es importante conocerse antes de tomar una decisión que repercuta física, emocional y sentimentalmente -destacan.

También aseguran que la comunicación es algo primordial en cualquier matrimonio para que perdure y prevalezca el amor.

La pareja reside en la calle 21 entre 28 y 30 de esta comisaría. Íngrid se dedica a las labores del hogar y Jonathan, a todo tipo de trabajos, desde albañilería hasta vender panes por las tardes en esta comunidad.

Él dejó su trabajo de oficina para venir a Yucatán a conocer a su novia, casarse y formar una familia.- JOSÉ CANDELARIO PECH KU

Quién es | Íngrid Leal Pat

Nacimiento

En Kimbilá, Izamal. Tiene 22 años de edad.

Padres

Mirna Pat, nacida en Kimbilá, y José Leal, oriundo de Tahmek.

Su esposo

Lo describe como alegre y comunicativo.

Su matrimonio

Dice que ella se está acostumbrando a la forma de hablar de él, ya que en Kimbilá se dice “Anda y dile” y él emplea la palabra “decirle”.

Quién es | J. Leites C.

Nacimiento

Montevideo, Uruguay. 29 años.

Padres

María Mercedes Castaño, de Argentina, y José Leites, de Uruguay.

Su esposa

La describe como servicial y atenta, así como comunicativa a la hora de tomar una decisión.

Su matrimonio

Le gusta la tranquilidad de Yucatán, en especial de Kimbilá; se está acostumbrando a la comida regional, sobre todo le gusta comer salbutes, panuchos, queso relleno, relleno negro, sin faltar la cochinita pibil.




Volver arriba