Historia de Uruguay a Kimbilá

Se casan tras su historia de "amor por Internet"

7_110114p1Bigsphoto01

KIMBILÁ, Izamal.- Íngrid Leal Pat y Jonathan Leites Castaño viven una historia de amor que comenzó en Facebook en 2012 cuando ella residía en Cancún y él en su natal Montevideo, Uruguay.

-Pasaron cinco meses de esa relación (de amistad) por Internet hasta que él se me declaró -relata Íngrid, mientras señala a Jonathan, al recordar el inicio de su noviazgo.

Íngrid, hoy de 22 años, y Jonathan, de 29 años, mantuvieron durante un año un noviazgo mediante Facebook y llamadas telefónicas.

Ambos admiten que no fue un noviazgo fácil y que la distancia fue uno de los problemas que afrontaron. Ella incluso revela que sus padres, amigos y conocidos temían que esa relación fuera falsa y ella fuera secuestrada.

Su “amor de Internet” pasó del mundo virtual al real cuando se vieron por primera vez en persona el 6 de marzo de 2013, en el aeropuerto de Cancún, por donde entró a México Jonathan tras dejar familia y empleo en Montevideo.

Los jóvenes se casaron en junio del mismo 2013 y residen en esta comisaría, donde nació Íngrid.

Íngrid y Jonathan repiten en parte la historia de sus padres, quienes eligieron por pareja a una persona que no es de su propia comunidad, municipio o país.

Íngrid es hija de Mirna Pat, oriunda de Kimbilá, y José Leal, de Tahmek. Jonathan, de María Mercedes Castaño, de Argentina, y José Leites, de Uruguay.

-De mi familia de Uruguay, puedo decir que los extraño y que los quiero, los extraño, que ahora ando con mi nueva vida de casado con mi feliz esposa -añade.

Sobre los “amores por Internet”, la pareja reconoce que “en ocasiones en este tipo de relaciones uno sale dañado”.- JOSÉ C. PECH KU

Página 2




Volver arriba