Confundido con un pavo

Por accidente le dispara a su hijo cuando cazaban

IZAMAL.- Un joven fue herido de bala en la cabeza al ser confundido por su propio padre con un pavo, cuando se encontraban de cacería en el Rancho Santa Cruz, seis kilómetros dentro del monte, a la altura del sitio conocido como la curva del diablo.

De acuerdo con el informe de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), José Francisco Tzuc Azueta, de 44 años, señaló que estaba de cacería con su hijo y luego de que observó dos pavos en un árbol le pidió que fuera por el otro lado del árbol; cuando vio que los arbustos se movían disparó una escopeta.

El cazador, quien es conocido como “zueta”, declaró que al acercarse vio a su hijo, Gustavo Chuc Ramayo, tirado en el suelo, por lo que corrió a avisar a su esposa que los acompañaba.

La mujer se quedó al cuidado de su hijo, quien sangraba de la cabeza por un perdigón que le perforó el occipital izquierdo y le salió a en la sien del mismo lado.

Paramédicos de la ambulancia 21-R al mando del técnico en Urgencias Médicas Saúl Pech se adentraron en el monte en busca del lesionado, a quien trasladaron de emergencia a Izamal.

Por la gravedad, se solicitó el apoyo del helicóptero de la SSP, el cual lo trasladó de emergencia al deportivo de la Inalámbrica, de donde lo llevaron al hospital O’Horán, acompañado de la esposa, Aracely Hernández Ramayo, de 18 años de edad.

La detonación rápidamente puso en alerta a las autoridades de la policía coordinada de la región, luego de que se supo que los hechos fueron por arma de fuego; se tuvo el temor de que fuera una acción premeditada.

José Francisco Tzuc Azueta, padre del lesionado, se encuentra en calidad de detenido en Izamal, donde es común que ocurra este tipo de accidentes por fuego cruzado en las cacerías de venado, puerco y pavos de monte.- José Candelario Pech Ku / Alejandro Moreno Peña

Cacería | Herido

Las labores de rescate fueron complicadas porque fueron dentro del monte.

Operativo

El director de la policía municipal de Izamal, Roberto Iván Pacheco Aranda, junto con aproximadamente 20 elementos montaron un operativo para recibir la ambulancia que trasladó al herido hasta la unidad deportiva donde aterrizó el helicóptero de la SSP, con el apoyo de varias unidades de la corporación policiaca.




Volver arriba