Alegría por la Resurrección en Sitilpech

Buena afluencia y toque de humor en la ceremonia

Fieles que participaron con devoción en la liturgia de Resurrección que ofició Fray Eduardo Soriano, en la iglesia de San Jerónimo

SITILPECH, Izamal.- Con fieles católicos que llenaron el interior de la iglesia de San Jerónimo, en la comisaría de Sitilpech, se llevó al cabo la misa de Resurrección oficiada por Fray Eduardo Soriano, en la que se bendijo el Fuego Nuevo y el Agua.

Una misa que duró poco más de hora y media en la que las personas acudieron con velas, cirios, veladoras y botellas con agua para que se les bendiga el sacerdote.

Fue notoria la presencia de gente oriunda de esta población que radica en otros Estados y que en la Semana Santa, que recién concluyó, llegaron a Sitilpech para estar con sus familiares y participar en las actividades.

“Debemos estar alegres en esta noche, ya que Jesús ha resucitado para gloria de los pecadores. Ahora está entre nosotros por medio del Espíritu Santo. La bendición del fuego es para que cada familia, no sólo ilumine sus hogares, sino para que iluminen su fe cristiana”, subrayó Fray Eduardo Soriano, durante la homilía.

“La noche en la que Jesús resucita es muy importante, ya que se manifiesta a María Magdalena para que ella se lo comunicara a los apóstoles y así anunciar el milagro de la Resurrección”, añadió.

La iglesia de San Jerónimo en Sitilpech lució bella, adornada con globos y papeles multicolores.

El momento simpático fue cuando un perro entró a la iglesia y siguió a uno de los monaguillos, que reconoció como su dueño, dio una vuelta por e lugar y se salió.- José Candelario Pech Ku




Volver arriba