Izamal, ciudad de baches

Pueblo Mágico en evidencia en un doble festejo

1 / 7


Una calle de Izamal con maleza y varios baches, entre ellos uno ya profundo y de gran tamaño. Abajo, otra vía con múltiples huecos que dejan en evidencia la falta de bacheo en este mes en que la ciudad recibe visitantes por la feria anual
Huecos a la orilla de la calle que pasa ante un vestigio maya que es parte de uno de los circuitos que recorren los turistas que llegan a Izamal
Una de las calles de Izamal donde los baches se multiplican por las lluvias en plena feria anual de la ciudad
Una carreta se aproxima a varios baches en una calle de Izamal que carece de una acera y además tiene maleza y charcos
Calles de Izamal que muestran los problemas de baches, maleza, charcos y la falta de banquetas


IZAMAL.- Una gran cantidad de baches recibe a los visitantes que llegan a los festejos del 172o. aniversario de esta ciudad y a la feria anual en honor a la Virgen de la Inmaculada Concepción.

Aunque algunas calles fueron bacheadas antes de esas fiestas, como la 26 con 35, las vías que no fueron reparadas empeoraron con las lluvias, al grado que los automovilistas evitar cruzar en ellas para no dañar su vehículo.

Taxistas afectados

Al respecto, taxistas del FUTV de la ruta Izamal indican que algunas calles, como las de la colonia Yaxché, están en muy malas condiciones y por ello se les dificulta entrar con pasajeros.

-No nos negamos a llevar al pasaje, sólo le explicamos que no lo dejaremos exactamente donde nos pide, ya que es imposible ingresar; le indicamos que lo dejaremos lo más cerca posible del lugar que nos indicó -dice un taxista cuando se le pide su opinión sobre los baches.

-Ojalá los reparen, hace falta -agrega.

Guadalupe Canché, vecina de la colonia San Francisco, a su vez dice que “cada día crece y crece el bache (de la calle 42 entre 25 y 27) y hasta los autos se atoran en él” y que “cuando la gente viene de noche a esta colonia y no conoce la calle se van directo al bache”.

Francisco Chan, de la colonia San Marcos, coincide en que “falta un poco más de atención a las calles; no hay calle sin baches; creo ya deben empezar a repararlas para que no se reproduzcan”.

Dalia Burgos, por su parte, señala que en el fraccionamiento Juan Pablo II hay un gran bache a la altura de una bodega y que los huecos ya cubren toda la calle.

-Lo mismo en la calle 28 entre 35 y 37, y en la mayoría de las calles de Izamal.

-Izamal ya se convirtió en una ciudad de los baches.

-El Pueblo Mágico de Izamal da una mala imagen a los turistas y sobre todo a los visitantes que llegan en estas fiesta tradicionales de diciembre -destaca.- JOSÉ CANDELARIO PECH KU




Volver arriba