Urge cirugía para una niña

Urge cirugía para una niña

Aún sin $180,000 para la operación de corazón abierto

Cintia Bojórquez Quintal, con su hija Ivana  en brazos, entrega una solicitud de apoyo al gobernador

HUNUCMÁ.- Desesperada porque no ha recibido donación alguna para la urgente operación de corazón abierto que necesita su pequeña hija, Cintia Bojórquez Quintal decidió solicitar anteayer al gobernador Rolando Zapata Bello apoyo para la cirugía.

La madre de familia esperó anteayer pacientemente la llegada del jefe del Ejecutivo en la colonia San Juan II, donde Zapata Bello inauguró una cancha de fútbol 7, a fin de pedirle apoyo.

Fue al final de la breve visita, tras inauguración, cuando Cinthia Bojórquez logró abordar al gobernador y entregarle su solicitud.

A mediados de este mes los esposos Cintia Bojórquez Quintal y Ricardo Jiménez Osorio revelaron que luego de nueve años de espera, vieron cumplido su sueño de ser padres el 16 de febrero de 2013, con el nacimiento de su hija Ivana Nicole Jiménez Bojórquez.

Cardiopatía

La niña padece síndrome de Down, a los padres esto no les importo, pero la felicidad por tener a la pequeña se vio empañada por un informe médico: nació con problema en las válvulas del corazón, así que sufre de cardiopatía.

Ahora, la principal preocupación de la pareja es que su hija sea operada para que puede superar el problema de corazón que trajo al nacer.

La pequeña puede ser operada por especialistas de Estados Unidos y de México como parte de un programa altruista, pero se necesitan juntar $180,000 para los materiales de la cirugía.

Ayer, al borde de las lágrimas, la mamá de la menor señaló que no ha recibido donación alguna, de modo que sus esperanzas de que su hija sea operada en mayo se están desvaneciendo; los médicos le han dicho que es urgente que su pequeña hija sea intervenida quirúrgicamente.

-El 9 de mayo, tiene cita mi hija en el Hospital de Alta Especialidad (del IMSS en Mérida) y de no haber contratiempos, se pedirá que sea internada para prepararla para la operación.

Sin embargo, dice, hasta ahora no han juntado los $180,000 que necesitan para la operación, que es de vital importancia para que la menor siga viva.

-Me dijeron que mi hija no resistirá otro paro respiratorio -dijo la mujer-. Confiamos en la buena voluntad del gobernador, quien ofreció dar respuesta a nuestra petición de ayuda.

Su esposo ya labora en una empresa avícola, pero aún no tiene IMSS.

Hasta donde se sabe, hasta la fecha no se ha realizado actividad alguna en la ciudad para recaudar fondos para la cirugía.- J. W.C.CH.




Volver arriba