Sobrevive perdido 25 días en el monte

Se mantiene vivo con un fruto, las lluvias y cenotes

Baltazar Ávila González sobrevivió 25 días en montes de Celestún

HUNUCMÁ.- Tras permanecer extraviado durante 25 días en las extensas sábanas y petenes ubicados en las cercanías de Celestún, ayer reapareció por su propio pie Baltazar Ávila González, de 32 años y vecino de Mérida.

La alcaldesa de Celestún, Rosa Acosta Narváez, informa que Ávila González es dueño del rancho Siete Botellas, que se ubica a la altura del kilómetro 77 de la carretera a Celestún, a unos cuatro kilómetros monte adentro, donde suele ir tres o cuatro días a la semana.

Tras dar de comer a las 32 reses en su rancho y que heredó de su padre, Ávila González presuntamente salió de caza pero perdió el rumbo.

Según declaró, el llegar a una sabana a donde acostumbraba acompañar a su padre cuando era niño le permitió orientarse y retornar al rancho 25 días después.

Su búsqueda incluso ya había cesado, aunque había planes de reanudarla precisamente ayer con el apoyo de campesinos de Maxcanú y policías de Celestún, a petición de sus familiares.

-Ayer (por el lunes) me hablaron sus familiares y me pidieron seguir con la búsqueda -dice la alcaldesa.

-Les hice ver que para reanudar la búsqueda es importante pedir el apoyo de las autoridades y campesinos de Maxcanú, tomando en cuenta que ellos conocen los montes, a diferencia de los pobladores de Celestún, que están mas ligados al mar.

Al final no fue necesario reanudar la búsqueda, pues Ávila González temprano reapareció en su rancho y con el apoyo del trabajador de un rancho cercano llegó a las 8:30 de la mañana al Palacio Municipal.

De ahí fue trasladado al Centro de Salud del puerto, donde permaneció hasta poco después del mediodía, en observación y recuperación.

Según sus primeras declaraciones, sobrevivió gracias al fruto silvestre llamado guaruno, al agua de cenotes y a las lluvias que recolectó.

Presuntamente al extraviarse llevaba un machete y un rifle, pero los abandonó en el monte, al parecer, luego de cansarse y de perder las esperanzas de retornar con vida.

La alcaldesa indica que Ávila González está bien de salud, aunque tiene ambos pies llagados.

Sus familiares acudieron por él y lo trasladaron a Mérida, al parecer a su domicilio particular.- J.W.C.Ch.




Volver arriba