Sisal, lío por agua de nuevo

Sisal, lío por agua de nuevo

Hay nueva bomba pero desmantelan el transformador

HUNUCMÁ.- A 10 días que el sábado 12 se inicien las vacaciones de Semana Santa, el comisario municipal de Sisal, Antonio Balam Caamal, informa que difícilmente puedan atender la demanda de agua potable de la población y los temporadistas.

-Actualmente, a duras penas estamos bombeando agua para los pobladores, de modo que tememos que no podremos atender la demanda de los vacacionistas que lleguen -subraya.

Ante ello, indica, se planeó instalar una bomba de 30 caballos de fuerza (HP) en el pozo No. 2.

Sin embargo, afirma, “no se pudo realizar porque unos desgraciados desconocidos desmantelaron el transformador para llevarse el cobre, y también se llevaron las líneas de alta tensión y desmantelaron el arrancador”.

En entrevista, Balam Caamal dice que se denunció el robo en la agencia del Ministerio Público, pero duda que se dé con los ladrones.

A una pregunta, el comisario contesta que hasta hoy no se cuenta con el material para instalar la bomba.

-Para instalar la bomba necesitamos que las autoridades adquieran un nuevo transformador, nueva cablería y rehabiliten el tablero de control -agrega.-Sin embargo -reitera- hasta ahora no se sabe que haya algo en concreto.-

De no instalarse la nueva bomba, sería la segunda temporada vacacional en que Sisal afronte la falta de agua potable, como se vivió en el verano a raíz de que en junio por un rayo se inició un incendio a la vera de la vía Hunucmá-Sisal y se quemó la tubería que abastece de agua al puerto.- J.W.C.C.

De un vistazo

Gestiones

El comisario municipal de Sisal, Antonio Balam Caamal, indica que en las últimas semanas hizo gestiones ante el Ayuntamiento y el secretario de Obras Públicas, Daniel Quintal Ic, para mejorar la red de agua potable.

Plan frustrado

Entre los planes está rehabilitar una bomba de 25 HP del cárcamo de rebombeo, pues esperábamos recibir más agua desde los pozos, pero s frustró por la la imposibilidad de instalar la bomba en el pozo No. 2, dice.




Volver arriba