Peregrinos retornan a Hunucmá

Invitación a los antorchistas a ser más caritativos

Procesión guadalupana rumbo a la parroquia de Hunucmá

HUNUCMÁ.- Cansados pero satisfechos de cumplir un año más su promesa a la Virgen de Guadalupe, grupos antorchistas que salieron a municipios del Estado y otras entidades del sureste del país retornaron a casa.

Los peregrinos comenzaron a llegar a las 7:30 de la noche del jueves.

Una multitud de personas, que desde temprana hora salieron a esperarlos, les recibieron con aplausos y vivas a la Virgen.

Los primeros en llegar fueron los ciclistas con una imagen de la “Morenita”.

La misa en la calle 28 entre 31 y 29, comenzó entre cánticos, alabanzas y una alegre romería, después que llegó el último grupo antorchista.

“Motivados por nuestra fe, a pesar del cansancio, venimos a pedirle a Dios y a la Virgen María por nuestra familias y que, por medio de la oración, nos acerque más a Jesús”, expresó el presbítero Cristián Uicab Tzab.

Durante su homilía dijo que la carrera con la antorcha guadalupana no sólo busca la salud del cuerpo sino también la espiritual.

“Cada antorcha debe hacernos más cristianos y más caritativos con nuestros semejantes”, afirmó.

“Lo más importante de la fe es practicar el mandamiento del amor, sobre todo con los que menos tienen, y agradecerle a Dios que nos dio a la Virgen”, añadió.

Al término de la misa se entregaron reconocimiento a los grupos de antorchistas.- JORGE CASTILLA FRANCO




Volver arriba