Ofrecen limpiar basurero ilegal en Hunucmá

Pedirían a vecinos vigilar que no se ensucie una calle

La calle 31 entre 48 y 50 de Hunucmá, "la curva", convertida en un tiradero clandestino

HUNUCMÁ.- Personas inconscientes, resguardándose en la obscuridad de la noche, generan los basureros clandestinos en diferentes rumbos de la comunidad, sin importarles el daño ambiental que ocasionan, recuerda Juan Zel Chuc, director de Servicios Municipales.

-Personal a mi cargo se ha encargado de limpiar esos basureros clandestinos, pero de nuevo son saturados de desperdicios, como la calle 31 entre 48 y 50 -afirma.

Ana Ruth Basto Rivero, vecina de la calle 48 entre 27 y 31, denunció anteayer que la entrada de esta ciudad, en la vía a Sisal, está convertida en un basurero clandestino y un grave foco de contaminación, y las autoridades no hacen algo para evitarlo.

Mediante un escrito también denunció que en la calle 46 entre 29 y 31, algunas familias se dedican a la pepena y dejan basura ahí.

-Yo entiendo que los pepenadores tienen que ganarse la vida, pero habría que pedirles que la basura que trajeron del basurero y no les sirve, la regresen al basurero y no la tiren en la calle -indicó la vecina. Entrevistado al respecto, Zel Chuc coincide en que el problema de los basureros clandestinos es grave.

-Pero la única manera de resolverlo es con la participación de los mismos vecinos y la Policía Municipal, esta última mediante vigilancia en los sectores que registran el problema -añade.

Ofrece que la próxima semana mandará a limpiar la calle 31 entre 48 y 50.

-Vamos a ver la manera de invitar a los vecinos a que contribuyan a vigilar para evitar que nuevamente se llene de desperdicios -dice.

De las familias de pepenadores, dice que hablará con ellas para que retiren de su casa la basura que no usen.

-De ser necesario, se les condicionará su ingreso al basurero con el compromiso de devolver lo que no les sirve -agrega.- JOSÉ W. COB CHAY




Volver arriba