Obra en polémico lote de Hunucmá

Salen más dueños a predio de caseta de $1.4 millones

El comisario ejidal de Hunucmá, Víctor Canul Gómez, al quejarse del alcalde Delio Pérez Tzab

HUNUCMÁ.- En este municipio continúa la incertidumbre sobre de quién es el terreno donde el Ayuntamiento construye una subestación de agua potable a la vera de la carretera a la comisaría Texán Palomeque.

Ahora no solo el ejido de Hunucmá se atribuye la propiedad, porque ayer le salieron 19 dueños al lote.

El alcalde Delio Pérez Tzab, a su vez, sostiene que compró el predio de 10 por 20 metros a su tío Humberto Pérez Quintal porque -afirma- ningún otro vecino del rumbo aceptó vender su terreno para la obra de $1.498,272.70 que servirá para cerrar circuitos y beneficiará a toda la población de esta ciudad.

Sin embargo, aún no informa cuánto pagó el Ayuntamiento por el terreno. Aunque el propio Pérez Tzab ofreció informarlo ayer, no contestó las dos llamadas que se le hizo a su teléfono.

El viernes el comisario ejidal de Hunucmá, Víctor Canul Gómez, se quejó de que Pérez Tzab pasó encima de la autoridad del ejido porque ni siquiera le informó que se construye esa obra en el lote ejidal de Santo Toribio.

Presuntamente el sábado se resolvió el conflicto entre el comisario y el alcalde. De hecho, Pérez Tzab habría reconocido que es propiedad del ejido, ya que aceptó que el Ayuntamiento pague al ejido por la regularización del lote de 10 por 20 metros.

Sin embargo, ayer Miguel Ceballos Martín se dijo asesor de 10 de los 19 coopropietarios del predio y aseguró que el lote es propiedad privada, no ejidal.

También aseguró que se trata del terreno San Antonio No. 1, de 31 hectáreas.

-Como dato de ubicación, el mentado terreno del que hablan los líderes ejidatarios, es decir, Santo Toribio, según en plano de su misma carpeta básica, se encuentran a la vera de la carretera a Tetiz, en todo caso -agregó.

-Pongo a disposición de quien lo desee toda la documentación del terreno San Antonio No. 1, donde se construye la subsestación, desde su inscripción inicial en el Catastro del Estado en 1912 hasta la fecha actual.

-Esto es una prueba irrefutable de que no existe restricción u afectación alguna que pudiera considerarse lo haga cambiar de propiedad privada a ejidal.

-Todas las inscripciones y cambios de propietarios que haya tenido San Antonio No. 1 hasta hoy se encuentran debidamente resguardados en el Registro Público de la Propiedad del Estado -indicó.- J.W.C.CH.

En sus propias palabras

MIGUEL CEBALLOS MARTÍN

El mismo sentido común nos demuestra el incongruente proceder de esta gavilla de malandrines, que por un lado parecieran corredores de bienes raíces en su desesperación por vender grandes tierras ejidales y, por otro, hablan de que necesitan tierras para los compañeros ejidatarios.

Al menos sobre los terrenos de San Antonio No. 1 no existe litigio alguno.




Volver arriba