Nadie se responsabiliza de daños por tala

1 / 4



El frondoso árbol de pich quemado en la calle 44 con 37 de la colonia Fátima en Hunucmá. A la derecha, un trabajador de Protección Civil señala que el tronco está hueco

Personal de Protección Civil muestra la parte que se quemó del árbol de 13 metros de alto, el cual será derribado. A la izquierda, las ramas llegan a las calles 44 y 37 de la Fátima



HUNUCMÁ.- La negligencia de vecinos de la calle 37 con 44 de la colonia Fátima acabó con una antigua y robusta mata de pich, dice el director municipal de Protección Civil, Ruel Bartolomé Oxté Canul.

-Algún vecino irresponsable quemó a los pies del árbol y el fuego corrió hasta consumir el corazón de la veterana mata -añade.

El árbol, que mide unos 13 metros de alto, se ve con vida todavía pero amenaza con desplomarse por no tener un sostén fuerte.

Oxté Canul indica que aunque se pretendió que algún vecino firme la responsiva de la solicitud que se hizo a personal de Protección Civil para cortar el árbol, ninguno se quiso hacer responsable.

-Lo que sucede es que si se registra algún siniestro durante los trabajos, alguien se tiene que hacer responsable.

Corte de ramas

Oxté Canul llegó ayer con unos seis brigadistas para iniciar el corte del árbol, que se ubica en la calle 44 cerca de un fraccionamiento, e indicó que por lo pronto, vamos a retirar las ramas.-




Volver arriba