“Lulú” regresa a vivir con su hija y nietos

“Lulú” regresa a vivir con su hija y nietos

 

7_04092014p2hunucm1,photo01Insiste en que su madre necesita de ayuda psicológica

HUNUCMÁ.— Luego de vivir unos 10 días en el Palacio Municipal, Lourdes María Quintal Tzuc, “Lulú”, se fue a la casa de su hija Fátima del Rosario Quintal Tzuc, de 24 años de edad, la tarde del 26 de agosto.

Esa decisión trajo tranquilidad a las autoridades municipales, pues no decidían qué hacer con “Lulú”, de 49 años de edad.

La mujer se refugió en el Palacio el 15 de agosto, luego que, relató, fue echada de la casa de su hija y no la aceptaron en el albergue de ancianos Bajo la Mirada del Señor con el argumento de que solo es para hombres.

Ante ello, el DIF Municipal contactó a Fátima Quintal.

Pero ésta se negó a recibir a su madre en su vivienda porque, alegó, su esposo, Pedro Arsenio Ek Pech, de 29 años, no quiere que viva con ellos porque es peligrosa para sus hijos, ya que en una ocasión tomó un cuchillo y amenazó a los niños de 6 y 8 años.

Además, indicó, es de una sola pieza su vivienda, en la calle 17 con 26-B, cerca del fraccionamiento Frutales de San Juan.

No es fácil

Entonces el Ayuntamiento presuntamente buscó algún albergue en Mérida, pero Patricia López Quintal, enlace municipal del Instituto para la Equidad de Genero (IEGY), dijo que no es fácil porque se debía justificar el envío de la mujer a algún albergue.

La Comuna también analizó, a petición de la propia hija, enviar a la mujer al Hospital Psiquiátrico, pero tampoco se consideró viable.

Las autoridades incluso pensaron obligar a la hija a hacerse cargo de ella.

—Mi mamá llegó por voluntad propia aquí, en mi casa, y aquí permanece hasta hoy —indicó la hija.

—Para mí no es fácil tener bajo mi responsabilidad aquí a mi madre, sobre todo por la cuestión económica.

—Mi esposo apenas gana entre $600 y $700 a la semana como cuidador de ganado en un rancho. De ahí tengo que sacar para la leche de mi hija de siete meses, y para los demás gastos de la casa.

Insistió en que su madre necesita ayuda psicológica.

Aseguró que durante las entrevistas que sostuvo en el DIF Municipal, le ofrecieron que si se hace cargo de su madre, la apoyarían con las consultas y tratamiento para ésta, pero aún sigue a la espera de la ayuda.

Dijo que acudirá al DIF para recordarles el apoyo ofrecido y también para ver la posibilidad de que a su mamá se le incluya en algún programa alimenticio, que sería de mucha ayuda.

Fátima Quintal, quien desde los 6 años de edad hasta los 14, cuando huyó con su hoy esposo, vivió con su vecina Rosa Uc, se dijo dispuesta a apoyar su madre, aunque insiste en que es importante que reciba ayuda psicológica, para que supere su actitud agresiva.

Otro agredido

En agosto Salvador Canul Pool, a su vez, relató que compró la casa de Mariano Chay, padre adoptivo de “Lulú”, quien se fue del predio para no atenderlo cuando enfermó, pero tras el deceso de “don Mariano”, Canul Pool dejó a la mujer en el predio hasta que ella pasó de los insultos a agredirlo con una piedra fue entonces que llevó a “Lulú” a la casa de su hija Fátima.— J.W. C.C.




Volver arriba