Huye tras arrollar a dos

Arrolló a dos: uno falleció y el otro está muy grave

1 / 2


A la izquierda, gente que tuvo que pasar a pie a causa del cierre de la vía para las diligencias y sobre estas líneas la bicicleta atropellada


HUNUCMÁ.- “¡Siempre se lo decía a mi padre, utiliza reflejantes para que te puedan ver!, pero nunca me hizo caso…”, comenta el ex comisario de Huncanab Daniel Cool Trinidad, mientras observa de lejos el cadáver de su papá, José Humberto Cool Chim, de 68 años.

El sexagenario falleció ayer al ser atropellado en su bicicleta a la vera de la carretera que conduce a esta ciudad, poco después de las 5 de la mañana. En el percance resultó gravemente lesionado Víctor Baas Cool, sobrino del fallecido, quien lo acompañaba en su triciclo.

De acuerdo con Cool Trinidad, su padre acostumbraba trasladarse todos los días a Hunucmá para trabajar , acompañado de Víctor, de 50 años de edad, y su hermano Desiderio.

Este último había ido solo a Hunucmá, pues hasta donde sabía sus otros compañeros no viajarían.

Visiblemente afectado, Desiderio, quien llegó al sitio del accidente, dijo que le extraña que ambos hayan viajado, “ya que el patrón les informó que hasta el miércoles se presentaran”.

El lamentable accidente se registró a unos dos kilómetros de Huncanab, a la vera de la carretera Texán-Hunucmá, un kilómetro antes de llegar al puente de la carretera Mérida-Tetiz.

Cool Chim iba a bordo de una bicicleta, que luego de la colisión fue arrastrada unos 40 metros; Víctor iba a bordo de un triciclo, que quedó varios metros adentro de la maleza. Aunque Víctor Baas fue encontrado con vida por los paramédicos de la Policía Municipal y fue trasladado al hospital O´Horán de Mérida, se informó que su estado es grave y tiene pocas posibilidades de sobrevivir.

Aunque el guiador del vehículo que los atropelló se dio a la fuga, las autoridades confían en dar con el responsable con el apoyo de la cámara que está a la altura del puente y un filtro de aire que quedó en el lugar de los hechos.

Por el accidente la vía Texán -Hunucmá fue cerrada al tránsito durante cuatro horas, lo que causó perjuicios a quienes tenían que pasar por ahí.A la altura del puente se veían algunos vehículos cuyos choferes esperaban a obreros procedentes de Texán y Huncanab para poder trasladarlos a sus centros de trabajo. Un grupo de 30 estudiantes del Cecitey, originarios de Texán Palomeque, tuvo que bajarse de su unidad de transporte del lado de Texán, caminar el tramo donde se registró el accidente y luego ser transportados a bordo de dos camionetas de la Policía, minutos antes de las 8 de la mañana, para poder llegar a su escuela que funciona en esta ciudad. El operador de una camioneta preguntaba insistentemente por seis obreros de Huncanab a los que tenía que trasladar a Dzityá, donde laboran cortando y puliendo piedra. La carretera, de tipo rural, fue reabierta al tráfico a las 10:05 de la mañana, luego del levantamiento del cadáver.- JOSÉ W. COB CHAY




Volver arriba