Fábricas de ricos

Fábricas de ricos

Yo, como ciudadano, les pediría a los numerosos aspirantes a las candidaturas a la alcaldía de Hunucmá que cumplan con sus ofrecimientos de campaña.

Además, pediría a los regidores que conformarán el nuevo Cabildo en 2015 sea gente con vocación de servicio, no figuras decorativas que solo piensan en sus jugosos sueldos, como ha estado sucediendo desde varias administraciones.

Deben tener en cuenta que con el rango de ciudad que tenemos, merecemos mejores servicios, como alumbrado público, drenaje, agua potable, parques y calles limpias, para que los turistas que vienen de paso a Celestún, y Sisal vean una ciudad limpia que los invite a permanecer en ésta, a fin de que generen divisas que beneficien a la comunidad.

Para que esto funcione, debemos mostrar la cultura de la limpieza, ya que una ciudad limpia es una ciudad sana. Por eso debe haber funcionarios con una verdadera vocación de servicio y que respondan a la confianza que se les deposita en las elecciones.

Por eso es preciso elegir a los mejores para que después los votantes no estemos arrepentidos.

Vemos que a seis meses que los partidos convoquen a sus militantes para sus procesos internos para elegir candidatos, varios aspirantes han estado haciendo precampañas tratando de convencer para que se les apoye llegado el momento.

Ya basta que las alcaldías fábricas de nuevos ricos como ha estado sucediendo desde hace varias administraciones.

Han estado proliferando los aspirantes que quieren supuestamente sacrificarse por el pueblo. Es hora que los partidos políticos acaben con el amiguismo y compadrazgo y en una verdadera democracia elijan al candidato que tenga un buen perfil -Mario Arnaldo Esquivel Díaz. Esquivel Díaz, vecino de Hunucmá.




Volver arriba