Enriquecimiento ilícito

El alcalde y un ex tesorero, nuevos ricos en Hunucmá

Renán Herrera Chuc, auxiliar municipal, pese a su sanción

HUNUCMÁ.- A pesar de que la Secretaría de la Función Pública inhabilitó desde el año pasado a Renán Ariel Herrera Chuc, tesorero del Ayuntamiento 2007-2010 (del ex alcalde panista Mario Balam Poot) para ocupar cargos públicos por 10 años, éste continúa ocupando un cargo importante en la actual administración municipal, denuncia Wílliam Uicab Tzab, vecino de esta ciudad.

-No cabe duda que al actual alcalde (el priista Delio Pérez Tzab) seguramente le sirve de mucho la experiencia del ex tesorero para desviar recursos -considera-, pues es la única manera que se puede explicar el motivo por el cual lo mantiene en la Tesorería municipal como auxiliar del actual tesorero, Juan Balam Euán.

-Además de la inhabilitación, la citada dependencia federal impuso a Herrera Chuc una sanción económica de $1.985,550 -recuerda.

-Al ex alcalde Balam Poot se le inhabilitó por 15 años, se le impuso sanción de $1.9 millones y se ordenó su destitución como profesor. Ambos fueron sancionados por los baños inconclusos pero pagados con $1.5 millones del Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonhapo).

-Cuando en julio pasado el Ayuntamiento implantó un programa de austeridad, Herrera Chuc fue de las pocas personas que mantuvieron su salario original, de $2,500 a la quincena, es lo que aparece en la nómina oficial -precisa Uicab Tzab.

-También el alcalde nunca se bajó el sueldo de $15,000 a la quincena, el cual sigue cobrando hasta la presente fecha de manera íntegra.

-La actual administración se caracteriza precisamente por el obscuro manejo de los recursos municipales, de tal manera que mientras la comunidad permanece en el total abandono, en la administración municipal ya hay nuevo ricos, encabezados por el alcalde y el tesorero.

-El alcalde, además del taxi que adquirió en $1.400,000, ya se le conocen nuevas propiedades, entre ellas un antiguo predio de la calle 33 con 32, que adquirió en $600,000.

-Averiguando, me enteré que el predio fue puesto a nombre del tesorero municipal, aunque en realidad el propietario es el alcalde.

-Al alcalde también se le atribuye un terreno de importante superficie a la vera de la carretera a San Antonio Chel -añade.

-De todo mundo es conocido que el alcalde ya adquirió en lo que va de su gestión (17 meses) por lo menos dos camionetas: una vagoneta, que utiliza para su traslado, y una camioneta roja de modelo reciente.

-El tesorero tampoco está exento de enriquecimiento ilícito, pues se sabe que recientemente ha adquirido propiedades en Mérida y en Hunucmá -asegura.

-Otros funcionarios cercanos al presidente municipal, también muestran una rápida prosperidad, las cuales iré denunciando conforme tengamos las pruebas a mano -afirma Uicab Tzab.- JOSÉ W. COB CHAY




Volver arriba