Dos años de promesas en Hunucmá

Dos años de promesas en Hunucmá

En Hunucmá aún esperan servicio de agua potable

1 / 2


Miguel Yerves Euán, el único vecino de la calle 26-A entre 5 y 7, que cuenta con agua potable. Vecinos de la calle 26-A entre 5 y 7 que demandan agua potable


HUNUCMÁ.- No obstante que desde hace varios años gestionan ante las autoridades municipales que se les dote de agua potable, vecinos de la calle 26-A entre 5 y 7 de la colonia Flores Magón aún carecen del servicio.

Rosa María Ku Sosa y sus hijas María Asunción y Silvia Aracelly Méndez Ku recordaron que desde hace más de dos años realizan gestiones ante las autoridades para contar con el agua potable.

“Seguimos esperando”

-Ya metimos por lo menos tres solicitudes por escrito y aunque en todo los casos nos dicen que van a acudir a la colonia para que lo vean y atiendan, hasta la fecha seguimos esperando la visita -señaló Rosa Ku.

El único predio de ese rumbo que cuenta con el servicio es el de Miguel Yerves Euán, pero su madre, María del Socorro Euán, recordó que tuvieron que pagar $500 para que se les dote el servicio.

-Nos pidieron $300 para la compra de manguera negra y $200 para la instalación, que se hizo en agosto pasado -recordó la señora Euán.

A pesar del gasto hecho, Yerves Euán aseguró que el agua les llega con poca presión a su domicilio.

Otro vecino del rumbo, José Peña Pech, dijo que las autoridades municipales no planean bien las obras.

Comentó que en calles pocas habitadas ya se instalaron redes de agua potable, mientras que en otras, como la suya, ni siquiera son tomados en cuenta.

Aunque no precisa la dirección, aseguró que la calle donde vive una hija suya recientemente fue dotada de red de agua potable, a pesar de que hay pocas viviendas.

Terreno abandonado

Los vecinos también se quejan del abandono en que se encuentra un amplio terreno que se ubica en la calle 26-A con 5, a espaldas del jardín de niños Salvador Alvarado.

Recordaron que el amplio terreno lo tienen destinado los colonos para la construcción de una primaria, aunque diferentes autoridades han pretendido quitárselos para donárselos a algunos particulares o agrupaciones.

-Ese terreno es para una escuela y necesitamos que las autoridades manden a limpiarla para evitar que sea un lugar inseguro -señalaron.- JOSÉ W. COB CHAY




Volver arriba