Denunciará a la Policía de Tetiz por detención arbitraria

Denunciará a la Policía de Tetiz por detención arbitraria

"Nada tuve que ver", dice detenido en Nohuayum

HUNUCMÁ.- “Mi detención fue injustificada y fui víctima de violencia policíaca”, aseguró ayer Antonio Cauich Chim, detenido la noche del domingo durante un enfrentamiento de la Policía de Tetiz con vecinos de la comisaría de Nohuayum.

Por ello, el quejoso advirtió que denunciará a los agentes que lo detuvieron y llevará su caso ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Cauich Chim afirmó que al momento de su detención se dirigía a comprar la cena de su familia y que nada tuvo que ver en el conflicto que protagonizaron Antonio y José Manuel Poot Puc.

“Aunque no participé en el conflicto, voluntariamente me subí a la camioneta de la Policía, pero a pesar de eso dos agentes municipales me cayeron a golpes”, dijo.

“Los golpes empezaron desde que uno de ellos me sujetó, pues empezó a darme de puñetazos en la cara, a pesar que le dije que no tenían motivo alguno para detenerme”.

Ayer informamos que fuerte movimiento policiaco se registró la tarde del domingo en Nohuayum, comisaría de Tetiz, para detener a los hermanos Poot Puc y a Cauich Chim, luego que uno de ellos, Antonio Poot, disparara contra una camioneta policiaca de la vecina población.

Familiares y vecinos de los hermanos Poot Puc negaron la versión oficial que señala que hubo tres disparos, y aunque reconocen que Antonio si hizo un disparo, éste fue al aire.

Un grupo de testigos aseguró anteayer que Cauich Chim no tuvo nada que ver en el altercado, y que su único “pecado” fue estar de observador y tratar de defender a los hermanos Poot Puc.

Ayer, Cauich Chim sostuvo que en ningún momento intervino durante la operación policiaca, “ni siquiera para defender a los hermanos Poot Puc”, y explicó que aunque después de su detención fue trasladado a la cárcel municipal, sólo permaneció una hora, pues debido a los golpes sangraba profusamente de la nariz, así que lo recostaron un tiempo en uno de los cuartos del Palacio Municipal y luego fue trasladado a la clínica del IMSS de Hunucmá.

El quejoso, quien labora como obrero en una procesadora (no proporcionó el nombre de la empresa), dijo fue liberado el mismo domingo cerca de la medianoche sin pago de multa alguno.

“Ayer me entrevisté con el alcalde Jesús Damián Chan Cab, al que le hice ver la actuación arbitraria de los agentes y de que tenía que pagarme los dos días de incapacidad que me dieron en el Seguro Social”, acotó.

Según Cauich Chim, quien fue entrevistado en la sede local de la Agencia 26 del Ministerio Público, donde acudió como testigo a favor de Antonio Poot Puc, el alcalde accedió a darle $400.

Durante la entrevista aseguró que es abstemio, de modo que, dijo, es mentira que que estaba ebrio al momento de su detención.

Poot Puc permanecía en las celdas de la citada agencia hasta la tarde de ayer. Su abogado, Israel Puc Quintal, continuaba con las diligencias para lograr liberarlo.

José Manuel, el hermano de Antonio, fue liberado cerca de la medianoche del lunes sin pago de multa alguna.

“Yo no pondré una denuncia, pues lo más importante en este momento es conseguir la libertad de mi hermano”, explicó.- JOSé COB




Volver arriba