Consignado por violación

Buscan a menor implicado en el caso en Hunucmá

HUNUCMÁ.- El menor J.G.C.M., de 16 años de edad, fue remitido anteanoche a la agencia 31 del Ministerio Público, que se ubica en Mérida y se especializa en Justicia para Adolescentes, como uno de los responsables de la presunta violación de la menor M.G.P.C., de 13 años, ocurrida el mismo miércoles.

Los padres del menor viajaron a Mérida, para tramitar la liberación de su hijo.

La Policía Municipal informó que en el caso también estarían involucrados dos adolescentes más, una mujer y otro varón.

De hecho, la adolescente se presentó anteanoche a declarar ante la agencia 26 del Ministerio Público, con sede en esta ciudad.

El adolescente era buscado hasta la mañana de ayer.

Ayer se precisó que los hechos ocurrieron en la casa de J.G.C.M., que se ubica en la calle 54, no en la 50, como se informó anteayer, de la colonia San José.

Anteayer, las autoridades policíacas de esta ciudad guardaron hermetismo sobre la presunta violación.

Sin embargo, parientes de M.G.P.C., quien es gemela en una familia de cuatro hijos, informaron anteayer que la menor pidió permiso en la mañana para ir a la vivienda de una amiga en la colonia San José, para hacer con sus compañeros una tarea que les marcaron en la escuela secundaria vespertina José León Bojórquez.

Como la menor no regresó para ir a clases, sus familiares fueron a buscarla y, cerca de las 4 de la tarde, la hallaron semiinconsciente, con signos de violación y tirada en el baño de la casa, así que se presumió que le dieron algo para beber y perdió el conocimiento.

La afectada fue llevada al hospital Juárez en Mérida para recibir atención.

Surgen dudas

Ayer se averiguó que anteanoche su compañera presuntamente declaró que M.G.P.C. está bajo tratamiento psicológico y habría fingido un desmayo cuando llegaron sus familiares.

Dos vecinos del menor indiciado expresaron ayer sus dudas de que la menor haya sido violada.

-No es la primera vez que esos adolescentes se reúnen para estudiar en la casa de J.G.C.M., y nunca hemos tenido conocimiento de que haya habido problemas -dijo una vecina.

-Si hubo relaciones, seguramente fue por consenso, pues además de que no se escuchó grito alguno, al parecer M.G.P.C. ingirió cervezas, pues a duras penas podía sostenerse en pie cuando pasó por aquí -añadió.

Agregó que los vecinos comentan que el otro adolescente al que se pretende implicar se quitó de la casa al mediodía y, a diferencia de los demás, sí fue a clases.

De esta manera, en la casa solo se quedaron J.G.C.M., M.G.P.C y la otra joven.- JOSÉ W. COB CHAY

De un vistazo

Cree que hubo confusión

-No creo que haya habido alguna violación, al parecer todo se debió a una confusión por cómo encontraron los familiares a M.G.P.C. -dijo un joven vecino de J.G.C.M., menor indiciado.

Declinan identificarse

Los dos vecinos entrevistados sobre la presunta violación de la menor prefirieron permanecer en el anonimato por temor a represalias.

Por la vía a Sisal

El predio de J.G.C.M. se ubica en la periferia de la ciudad, a unos metros de la carretera que conduce a Sisal.




Volver arriba