“Ayudar a nacer, hermoso”

Joven partero sin tiempo de sentir miedo o pánico

Ángel Couoh Uc, alumno de la Licenciatura en Enfermería, relata cómo ayudó a María Sáenz Yamá a dar a luz en Hunucmá

HUNUCMÁ.- Cuando me hablaron desesperadamente, pensé que era para dar auxilio a alguna persona a la que se le había bajado la presión (arterial), relata Ángel Couoh Uc (no Mex como publicamos ayer), estudiante de enfermería que el martes ayudó a María Guadalupe Sáenz Yamá a dar luz en la casa de los suegros de ésta, en la calle 32 entre 17 y 19.

-Sin embargo, al acercarme vi que en realidad se trataba de un parto, y sin pensarlo me dispuse a ayudar a la madre -añade.

En entrevista con el Diario, Couoh Uc, de 19 años, asegura que no tuvo tiempo para sentir temor o pánico porque, al llegar al predio de la familia Romero Canul, el bebé prácticamente había nacido.

-La mamá se encontraba en la puerta del predio, pues se disponía a abordar el vehículo de Rosendo Romero Keb (ex regidor y ex dirigente municipal del PRI) cuando ya no pudo más e inició el proceso del parto -dice.

Anteayer, familiares de Guadalupe Sáenz denunciaron públicamente negligencia médica de la clínica del IMSS, que se ubica en la calle 31 entre 40 y 42 de la ciudad.

Relataron que la joven fue el martes a las 9:30 de la mañana al IMSS, pero el médico que la valoró la envió de regreso a casa, a pesar de que ella le insistió en que los dolores del parto eran fuertes.

Ayuda fortuita

Couoh Uc pasaba a las puertas del predio de la familia Romero Canul cuando parientes de la joven salieron desesperados a pedir ayudar, tras llamar a la Policía Municipal y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

El bebé nació a las 12:50 horas del martes y estuvo a punto de caer al piso de cemento del predio; afortunadamente, Angélica Peña Galaz, esposa de Romero Keb, en una rápida reacción logró sostenerlo, recuerda el joven estudiante entrevistado.

Lo aprendido

Siguiendo los procedimientos aprendidos en la escuela, el joven, quien está por finalizar el cuarto semestre de enfermería, apuntó la hora del nacimiento del bebé.

Luego, usando una tela hizo la aspiración de secreciones para evitar que el recién nacido se ahogara, ante la posibilidad de que durante el nacimiento hubiera tragado líquido amniótico.

Después, limpió el cuerpo.

-Como era de esperarse, no había nada preparado para el trabajo de parto, de modo que tuvimos que utilizar unos pañales limpios para el procedimiento -recuerda.

Asesoría telefónica

En lo que hacía su trabajo, Couoh Uc contó con el apoyo de su maestra Beatriz Jiménez Cetz, con quien se comunicó vía celular para informarle de los hechos y solicitarle su apoyo sobre los procedimientos a seguir para atender un parto.

-Lo que también me ayudó es que precisamente en las últimas semanas hemos acudido al Centro Materno (Infantil, en Mérida) como parte de mi formación profesional, y próximamente estaremos en el hospital (Agustín) O’Horán -revela.

El joven añade que la maestra le indicó que para cortar el cordón umbilical se necesitan instrumentos esterilizados y un tapón especial para el cordón.

Con preocupación, Couoh Uc se percató de que no contaba con ello, pero segundos después llegaron los paramédicos de la SSP y le dijeron que tenían todo lo necesario para hacer la cirugía.

La otra preocupación del estudiante de enfermería fue por la salud del bebé.

Recuerda que le revisó la respiración, el pulso y la coloración de la piel (Apgar, prueba que se hace al primer minuto y a los cinco minutos del nacimiento para evaluar la salud de un neonato).

La mamá

Ante la preocupación y desesperación de la madre por el estado de salud de su hijo, el estudiante le informó que estaba bien y para calmarla le entregó al bebé.

-Fue una experiencia que me hace feliz, pues de alguna manera contribuí a que el bebé naciera bien -admite.

-El ayudar para traer una nueva vida es un sentimiento muy hermoso -agrega-. Creo que Dios me puso en el lugar y la hora indicada para apoyar al bebé y a su madre.- JOSÉ W. COB CHAY

De un vistazo

Estudios

Ángel Couoh Uc cursa el cuarto semestre de la Licenciatura en Enfermería en el Centro Educativo Rodríguez Tamayo.

Familia

El joven es el cuarto de cinco hermanos, hijos de los esposos Wílliam Couoh Iuuh y Rita María Uc Mex.

Partero

El martes al mediodía se convirtió en el partero de María Guadalupe Sáenz Yamá en una casa de la calle 32 entre 17 y 19, experiencia que le permitió aplicar lo aprendido.




Volver arriba