Acaba la fiesta de Sisal

Acaba la fiesta de Sisal

Llevan al Cristo en procesión a su altar en Hunucmá

1 / 5


Fieles entran con el Cristo Negro a la parroquia de San Francisco de Asís, en la plaza principal de Hunucmá. La imagen estuvo por tres semanas en Sisal para la tradicional fiesta anual en su honor
Un fiel suelta voladores al llegar el Cristo a la iglesia de San Francisco de Asís en Hunucmá. Abajo, el gremio de pescadores de Sisal en la procesión que entra a la plaza de la ciudad
Tras la misa de despedida en el muelle de Sisal, los fieles llevan al Cristo a la salida del puerto. A la izquierda, custodios reinstalan la imagen en el altar de la parroquia de Hunucmá


HUNUCMÁ.- Después de permanecer tres semanas en Sisal a partir del sábado 9, el Cristo Negro regresó el lunes a la parroquia de San Francisco de Asís en esta ciudad.

A las 8 de la mañana del lunes, el presbítero Francisco Kantún Medina, vicario de Sisal, celebró la misa de despedida en el muelle ante buen número de devotos.

Luego de la ceremonia eucarística, se subió la imagen del Cristo a una camioneta para traerla a esta ciudad.

José May Martín, Víctor Tapia, Manuel Cob Reyes y Pedro Novelo Ceballos, custodios de Sisal, bajaron y entregaron oficialmente al Cristo a sus homólogos de Hunucmá, encabezados por Arnal Ceballos Puerto y Ermilo Canul Romero.

Luego los custodios encabezaron la procesión de fieles de la entrada de la ciudad a la parroquia, en el Centro.

En el trayecto, los numerosos feligreses entonaron cánticos y alabanzas.

A las 10:30 de la mañana, la imagen llegó a la iglesia.

La misa de bienvenida fue celebrada por el párroco, Joel Gualberto Tuz Canul.

Los custodios y cargadores sisaleños agradecieron a Tuz Canul y a sus compañeros de esta población por las facilidades otorgadas para llevar al Cristo al puerto para su tradicional fiesta anual.

La visita de la venerada imagen es una tradición que este 2014 cumplió 54 años En la misa además se destacó la participación de la feligresía porteña.- JORGE CASTILLA FRANCO




Volver arriba