Extraño mal en niños

Brotan verrugas en la boca, en San Francisco, Tinum

1 / 7



Una brigada de médicos y enfermeros de la Jurisdicción Sanitaria No. 2 acudieron a las escuelas de San Francisco, comisaría de Tinum, a revisar a los niños infectados con el "Heck" o hiperplasia epitelial focal, ayer en la mañana



SAN FRANCISCO, Tinum.- Casi 100 personas -entre niños, adolescentes y adultos- de este poblado padecen una extraña enfermedad llamada “Heck”, que consiste en numerosas verrugas que brotan en la cavidad bucal.

Mariela del Rosario Pech Hu, maestra del jardín de niños Jacinto Canek de esta comunidad, explica que el año pasado se detectaron al menos 15 casos de esa rara enfermedad, pero no sabían de qué se trataba.

Al principio no le dieron importancia, pero ante el aumento de los casos, la situación empezó a preocupar.

La educadora recordó que hace unos meses, cuando unas personas del sector salud acudieron a la escuela para la aplicación de flúor y enseñar las técnicas del cepillado; fue entonces que detectaron los casos.

Luego se dio a la tarea de investigar de qué se trataba y en internet vio que se llama hiperplasia epitelial focal o “Heck”, apellido del investigador que descubrió el mal.

-La enfermedad es altamente contagiosa. Los niños la contraen por que tocan objetos infectados y luego se llevan las manos a la boca -explica la educadora.

-Se presume que el virus viene de la tierra. De tal modo, los niños, al presentar desnutrición y con pocas defensas, se vuelven susceptibles a la enfermedad. Ahora en el kínder se han detectado 19 casos -añade.

En la primaria Andrés Quintana Roo ocurre algo más grave: ya se detectaron 60 casos más graves que los del jardín de niños.

Ayer martes, acudió una brigada de enfermeros, a cargo del médico Miguel Ángel Barrera Suárez, quien tiene la encomienda de la Jurisdicción Sanitaria No. 2 de monitorear los casos y conocer la enfermedad, para luego pasar el reporte a la Secretaría de Salud, a fin de que la dependencia tome cartas en el asunto y empiecen los tratamientos a los niños.

-Es un virus que tienen los niños, pero la enfermedad es benigna y curable, de modo que no hay motivo para alarmarse demasiado -dijo.

El médico revisó a cada uno de los niños de la primaria para identificar bien el problema. Apuntó los datos en una libreta, para luego rendir un reporte.

-Por el contacto de los niños con sus familias, ya hay varios jóvenes de la Telesecundaria que tienen el mismo problema; ahí hay poco más de 10 casos, además de algunos adultos.

Según una maestra del kínder, la enfermedad ataca más a los menores de edad, pubertos y adolescentes.

-En este último caso están en una edad peligrosa, pues se pueden besar en la boca entre novios y al hacerlo se transmiten el virus.

La profesora Maricamen Borges de la Cruz advirtió que si las autoridades de salud no toman cartas en el asunto lo más pronto posible, esa enfermedad se podrá transmitir en otros lugares y llegaría el momento que toda la población lo podría tener.

-Es urgente que se defina la manera de cómo detener este mal -subrayó.

-Hace un año, cuando se detectó la enfermedad, les dijeron a los padres de familia que tendrían que llevarlos a Valladolid o Mérida para su atención, pero la gente de esa comunidad es de escasos recursos, de modo que no tienen dinero para atenderse y la enfermedad se puede propagar aún más -advirtió.- JUAN OSORIO OSORNO

Mal | “Heck”

El mal también se llama hiperplasia epitelial focal y aparece en el revestimiento de la mucosa bucal.

wSin atención

El secretario de la comisaría, Israel Caamal Cocom, dijo que su propia hija tiene el problema y no ha sido atendida, al igual que los otros pacientes.

wCaso en 2007

De acuerdo con el portal “Intramed”, en 2007 un paciente de 8 años acudió a la facultad de Odontología de la Uady por presentar lesiones a nivel de la cavidad bucal.

wCanalizado

Se le envió al departamento de Virología del Centro de Investigaciones “Doctor Hideyo Noguchi” de la Uady y dio positivo a hiperplasia epitelial. Fue canalizado al Centro Dermatológico de Yucatán.




Volver arriba