Envenena perros en Tekax

Denuncian nuevo caso de maltrato en una comisaría

Teodora Cauich Canché señala los cuerpos de tres de los siete canes que habrían sido envenenados por Baltazar Cab Pérez

PENCUYUT, Tekax.- A tres meses de que se dictó sentencia condenatoria contra Orlando Falcón Cauich (a) “Lat” o “el Mataperros”, ya se registra en esta comunidad un nuevo caso de maltrato animal denunciado por Teodora Cauich Canché.

La vecina denuncia públicamente que en la comisaría hay un nuevo caso de maltrato animal y pide la intervención de la autoridad.

Acusa a su vecino Baltazar Cab Pérez de haber envenenado a siete perros, de los cuales uno era de ella y los demás de sus vecinos.

La mujer asegura que Cab Pérez, luego de envenenar a los animales y ver que quedaron regados en la calle, “trató de borrar las huellas de su crimen y los llevó a tirar al basurero municipal donde les prendió fuego”.

Teodora Cauich indica que su vecino habría matado a los animales con el argumento de que entraban a su casa.

-Eso es mentira ya que mi perro no se aleja de la puerta de mi casa. Como esa persona tiró carne envenenada a la calle mi perro lo comió y por eso murió -lamenta.

-Una de las perras que mató estaba cargada y sus crías estaban por nacer.

-A mi perro “Jiko” lo encontré tirado en el basurero municipal con el resto de los perros de los vecinos que murieron envenenados, algunos también fueron quemados.

Teodora Cauich Canché recordó el caso de Cauich Falcón, de Kancab, quien fue castigado por el delito de maltrato o crueldad contra animales domésticos.

-Esa persona fue castigada por su crimen con (5 meses de) prisión (en el Centro de Reinserción Social de Tekax) y una multa. Lo mismo se debe hacer con este caso, por eso acudiré a la Fiscalía (General del Estado) a interponer una denuncia penal.

Otro caso reciente de maltrato animal se registró en Tzucacab, donde un grupo de vecinos halló un perro blanco en una bolsa de plástico. El animal habría estado “como tres días”, y estaba vivo, pero cuando los policías municipales fueron alertados y lograron abrir la bolsa, el can ya había muerto.- Julio César Caamal Cuy




Volver arriba