El distribuidor vial se iniciará en agosto

La SCT descarta la propuesta de modificar la obra

PROGRESO.- Para la construcción del distribuidor vial en la entrada de este puerto sólo faltan los permisos de la Semarnat, reasignar los recursos y después licitar la obra, que se debe de iniciar en agosto próximo y se haría en dos años, informó Jorge Montaño Michel, delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

El distribuidor vial destacó entre el paquete de obras para el puerto que se presentaron ayer.

Según el proyecto presentado, la obra comenzaría en agosto próximo y concluiría en junio de 2015.

Se informó que el proyecto ejecutivo del distribuidor vial está terminado y el Manifiesto del Impacto Ambiental (MIA) está en trámite.

$190 millones

Se calculó una inversión de $190 millones en la obra.

Montaño Michel afirmó que para licitar la obra falta que “la Semarnat otorgue los permisos y hacer las adecuaciones que indique esa dependencia ambiental”.

-La otra es conseguir los recursos económicos, pues el dinero no figura en el presupuesto de la Federación, así que hay que hacer los trámites para la reasignación de los recursos -indicó.

En cuanto a los permisos de la Semarnat, el funcionario federal dijo que se espera que los permisos se otorguen en breve, porque el MIA se encuentra en trámite.

-Una vez que se tengan los permisos y recursos, se lanzará la licitación, que podría ser en mayo -añadió.

La obra del distribuidor vial comenzaría después de las vacaciones de verano.

Sobre los señalamientos que el arquitecto Mauricio Mier y Terán Calero hizo sobre la obra, Montaño Michel dijo que están enterados de su propuesta, pero debido a que hay dos cuerpos de vía y además la laguna, no se puede modificar el proyecto porque la afectación al mangle sería mayor.

Muro que encerrará

En enero Mier y Terán Calero señaló que el diseño privilegia el tráfico Yucalpetén-Uaymitún, en vez de la vía Mérida-Progreso y sería un tremendo muro de cinco metros de alto y casi 400 metros de largo que “nos dejaría encerrados”. También destacó que el proyecto no soluciona los problemas para los que fue concebido, no contempla el futuro del puerto como centro de operación de carga, y será una mole de concreto, en vez del Centro Histórico, el que reciba a los visitantes.-




Volver arriba