Doblemente orgullosos

Escolta varonil de Tizimín gana pase a la fase estatal

Acompañada de su instructor, la escolta de la secundaria Juan Rivero Gutiérrez, que ocupó el primer lugar en la fase regional

TIZIMÍN.- Seis escuelas de nivel secundaria participaron en el certamen regional de escoltas efectuado la mañana de ayer en la cancha de la Placita Valencia de esta ciudad.

Tras haber resultado vencedoras en la fase de zona, las secundarias Técnica Número 4, Juan Rivero Gutiérrez, Teresa de Ávila, José Inés Novelo y Adolfo López Mateos, Joaquín Baranda, de Tizimín, Valladolid y Tekom, se dieron cita a las 9 de la mañana para el evento.

El certamen se inició con el tradicional desfile de las escoltas participantes. Posteriormente se rindieron honores al Lábaro Patrio, que corrieron a cargo de la escolta del colegio Teresa de Ávila, bajo el toque marcial de la banda de guerra de la Secundaria Técnica Número 4, ambas de esta ciudad.

Tras entonar el Himno Nacional, fueron presentadas las distinguidas personalidades que se apostaron en sus lugares para presenciar la contienda.

El inspector de Educación Física en la Zona 01, Mauricio José Cetina Sahuí, felicitó a los participantes y los exhortó a sentirse orgullosos de llegar a la fase regional después de clasificarse entre más de 50 planteles.

-Poder trasmitir el respeto hacia nuestro Lábaro Patrio a través de su entrega en cada una de las fases eliminatorias los debe hacer sentir doblemente orgullosos -subrayó.

A la voz del maestro de ceremonias los sargentos de cada una de las seis escoltas fueron invitados al estrado, donde elegirían al azar su turno de participación en el certamen.

La escolta de la Juan Rivero Gutiérrez participará en la fase estatal, el jueves 27 en Mérida. Compuesta por jovencitos, estuvo bajo la dirección del profesor de Educación Física Herbé Alcocer.- ERMILO ALCALÁ DÁVILA

De un vistazo

Empieza la competencia

La escolta de la secundaria “Juan Rivero Gutiérrez”, de Tizimín, abrió el certamen.

Habilidades

Con marcialidad, disciplina y seriedad cada escolta demostró a los cinco jueces sus habilidades para desarrollar sus evoluciones y capacidad de atención a la voz de mando de su sargento.

Derraman lágrimas

Varias de las jovencitas de las otras escoltas no pudieron ocultar su frustración al no saberse ganadoras y derramaron algunas lágrimas.




Volver arriba