Desprecio a pepineros de Sisal y Celestún

"Como los ilegales en EE.UU." pescan en la zona oriente

HUNUCMÁ.- Aunque no les entregaron permisos para capturar pepino de mar, unos 3,000 pescadores de Celestún y Sisal, principalmente del primer puerto, participan en esta pesquería en comunidades costeras del Oriente.

Pero a decir de Román Flores May, directivo de una cooperativa de Celestún, los pescadores de ese puerto que se encuentran en comunidades del Oriente laboran en un ambiente de humillaciones y desprecio de los pobladores de esa región.

Los pescadores de Celestún y Sisal están distribuidos en Dzilam de Bravo, Chabihau (Yobaín), San Crisanto (Sinanché), Santa Clara (Dzidzantún) y San Felipe.

De acuerdo con Flores May, en el oriente del Estado se encuentran unas 150 lanchas originarias de Celestún, cuyos tripulantes se dedican a la pesca de pepino de mar, “aunque estamos como los ilegales en Estados Unidos, pues estamos trabajando de manera escurridiza, evitando ser detectados por los pobladores de la zona”.

En esos mismos puertos, pero principalmente en Dzilam de Bravo, se encuentran unos 300 pescadores originarios de Sisal.

Tanto en Sisal como en Celestún se reporta mínima actividad pesquera ante el éxodo de la mayoría de sus hombres de mar.- JOSÉ COB CHAY




Volver arriba