Despoja de lote a viuda de Kimbilá

Inútil denuncia penal contra su vecino, en Izamal

1 / 2


María Terencia May Uitz, de 82 años, muestra el muro que Jorge May levantó apropiándose de 120 m2 del lote de ella, en Kimbilá, Izamal
María May Uitz, de 82 años, muestra las escrituras de su lote y dice que su vecino Jorge May le robó una parte, en Kimbilá


KIMBILÁ, Izamal.- María Terencia May Uitz, de 82 años de edad, pide la ayuda del gobierno del Estado para que su vecino Jorge May le devuelva los 120 metros cuadrados que le despojó de su terreno, en la calle 11 con 19 de esta comisaría.

La octogenaria muestra unas escrituras que indican que la mujer es propietaria de un terreno de 20 metros de frente por 60 m de largo.

-Creo que me lo está quitando porque aprovecha que ya tengo edad y cree que estoy sola -afirma.

-Además, hace años, cuando enviudé, don Jorge me pidió que le vendiera mi terreno porque colinda con el de él -revela-. Creo que por eso se está vengando.

-Ya hasta puse denuncia en el Ministerio Público (en la ciudad de Izamal), pero ni así me han ayudado.

-Creo que don Jorge pasó dinero para que no le hicieran nada a él, y me sigan perjudicando.

-No sé por qué me lo quita si desde que me casé, a los 18 años de edad, este lugar siempre lo he habitado y ahora me lo quiere quitar a la fuerza.

-Aquí había un pozo que se compartía entre los dos terrenos, pero cuando me llevaron con mis hijos a pasear por unos días y regresé, ya habían hecho una barda y hasta el pozo se agarró.

-Los dos metros de mi terreno que están cerca de la división original también se los agarraron. Todo se pegó a mi casa. Esto que están haciendo es un robo.

-Pido el apoyo del gobierno, para que se haga justicia, que no me quiten mi patrimonio, que no me quiten algo que me pertenece y que, seguramente, porque Jorge May tiene dinero cree que puede hacer lo que quiere.

-Quiero reparar el techo de la casa vieja que se está cayendo y botar una de las paredes pero, si lo boto, me toparé con el patio de lo que es ahora de ellos -indica.

-Mi difunto esposo me dejó el terreno. No construyó nuestra casa pegada a la albarrada sino dejó un espacio de dos metros que ahora ya no existe y tampoco el pozo.

La mujer muestra las escrituras antiguas y las actuales que avalan las medidas de su predio.- J.C.P.K.

De un vistazo

Sanción penal

El Código Penal, en su artículo 329, establece que se impondrá sanción de tres meses a tres años de prisión y de 10 a 30 días de salario de multa, al que ocupe un inmueble ajeno o haga uso de él o de un derecho real que no le pertenezca…




Volver arriba