Medallas con sabor a oro

Karen Achach y México, bien en aguas de España

1 / 3


A la derecha, el equipo mexicano durante su participación en la jornada dominical en el Trofeo Infantas de España, en Castellón, donde cosecharon la medalla de bronce
A la izquierda, las integrantes del equipo mexicano luego de la premiación del domingo (la yucateca Karen Achach Ramírez es segunda desde la derecha, en segunda fila). Arriba, Karen en el Puente de las Cadenas de Budapest, en imagen cedida ayer


Desde Castellón, Karen Achach Ramírez mostró su euforia: la selección de México cumplió con una sobresaliente actuación en el XVI Trofeo Infantas de España de nado sincronizado.

“Estamos todas felices, muy contentas porque este es un logro que muestra que nuestra preparación va por buen camino”, comentó la yucateca, luego de la premiación del evento, en el que en total México ganó tres medallas, una plata y dos de bronce. El equipo mexicano estuvo integrado, además de Karem, por Karla Arreola, Isabel Delgado, Evelyn Guajardo, Joana Jiménez, Luisa Rodríguez, Sofía Ríos, Jéssica Sobrino, Mariana Cifuentes y Nuria Diosdado.

Las sirenas mexicanas tendrán una intensa preparación pues hay una gran cantidad de eventos internacionales, de allí el fogueo que buscan fuera del país.

Cumplida la misión en el Trofeo Infantas de España, el combinado tricolor partió para Budapest, donde tomarán parte en el Abierto de Hungría, del viernes al domingo.

Karem destacó los avances de México, especialmente porque han superado a los combinados de Brasil, rival a vencer en los Juegos Panamericanos de Toronto en 2015, y a Colombia, que será enemigo importante en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz, en noviembre próximo.

En lo personal, Karen se mostraba contenta porque participó en las tres medallas. “El equipo está muy unido, haciendo un gran esfuerzo. Creo que han merecido la pena todos los sacrificios. Estar tan lejos y cosechar estos logros, que deben ser reconocidos. Todas en la selección están dando su máximo esfuerzo”, expresó la estudiante de la Universidad Anáhuac del Sur, en la capital.

Luego de Hungría, volarán a Canadá para seguir con la intensa preparación. “Esto no se detiene. Si queremos llegar lejos, tiene que ser intenso. Lo bueno no se regala, se logra a base de esfuerzo”, comenta Karen, antes de decir: “Un ratito más y volamos a Budapest”. En realidad, la preparación no puede frenarse.- Gaspar Silveira

Esto no se detiene. Si queremos llegar lejos, tiene que ser intenso. Lo bueno no se regala”

Karen Achach Ramírez

Seleccionada de nado sincronizado




Volver arriba