Golpes en juego de béisbol

Ampáyer termina con una herida en el rostro en Ticul

Aficionado intenta calmar a dos de los jugadores de Oxkutzcab durante la trifulca

TICUL.- La final de béisbol de la Liga Ticuleña terminó con un enfrentamiento a golpes entre jugadores, al grado que tuvo que intervenir la Policía Municipal y el ompáyer Víctor Durán Magaña sufrió lesiones.

Este hecho se registró ayer en la tarde durante la final entre los equipos Cerveceros de Ticul y Gigantes de Oxkutzcab, en el campo “Raúl Medina Un”, que registró la entrada de 2,000 personas.

Los ánimos entre los jugadores se comenzaron a caldear desde las primeras entradas; sin embargo, fue en la séptima cuando José Pacheco “Huelo Sopas”, jugador y dueño del equipo de Oxkutzcab, golpeó al árbitro.

Pacheco se molestó con el ampáyer porque éste le “cantó” un strike y entonces lo golpeó en la cara ocasionándole una herida cortante en la ceja izquierda y fue cuando los jugadores y aficionados intervinieron.

De los empujones, algunos pasaron a los golpes. Ante ello, tuvo que intervenir la Policía Municipal. No hubo detenidos pero los agentes escoltaron a los jugadores de Oxkutzcab cuando abandonaron el juego.

El lesionado acudió a la agencia de la Fiscalía General del Estado para interponer la demanda correspondiente contra su agresor.

Finalmente, el equipo de Cerveceros de Ticul se coronó como campeón de la liga con un marcador de 8-4 ante Gigantes de Oxkutzcab.

El emocionante partido fue suspendido en la séptima entrada tras la agresión al ampáyer Durán Magaña.

Tras la trifulca, los jugadores de Oxkutzcab decidieron retirarse.

Desde la primera entrada del encuentro, los Gigantes se fueron adelante en un marcador de dos a cero al aprovechar el error del cátcher ticuleño “Kun Fu Panda”.

En el cierre de la entrada Wílliam “Choch” Magaña pegó un jonrón ante la algarabía de los aficionados.

En la cuarta entrada los Gigantes de Oxkutzcab seguían al frente 3 a 2, pero en el cierre los “Cheleros” les igualaron el marcador.

En el inicio de la sexta entrada los Oxkutzcabenses llegaron a cuatro carreras y fue en el cierre de la séptima entrada cuando los ticuleños aprovecharon la casa llena para que Luis Yah pegara un jonrón y se fueran arriba en el conteo 8 a 4.

En el turno de los Gigantes, José Pacheco agredió a Durán Magaña y entonces se tuvo que suspender el juego.

Los aficionados se fueron contra la postura del jugador visitante y pidieron un castigo ejemplar. Alegaban que en otras ocasiones habría incurrido en esa conducta.

El partido fue suspendido y Cerveceros de Ticul, que encabeza Wílberth Valle, se alzó con la victoria de la liga.- Sergio Iván Chi Chi




Volver arriba