Dan el último adiós a un perito de la SSP

Despiden con un mariachi a joven policía en Suma

1 / 4


Gregorio Pech Sánchez se despide de su hijo Santos Israel Pech Sánchez, de 28 años, en la misa de cuerpo presente en la iglesia de San Bartolomé Apóstol en Suma. A la derecha, familiares y amigos en el último adiós
Peritos y agentes de la SSP durante el pase de lista para rendir honores a su compañero Santos Israel Pech Sánchez en el cementerio de Suma de Hidalgo. A la izquierda, el cortejo fúnebre llevando el féretro cargado en hombros


SUMA DE HIDALGO.- Bajo pertinaz llovizna, cientos de amigos y familiares acompañan a su última morada al peritos de Tránsito de la SSP Santos Israel Pech Sánchez, de 28 años de edad, quien falleció el sábado tras un accidente en la carretera Mérida-Tizimín con entronque Motul-Telchac Pueblo.

El cuerpo fue recibido el domingo a las 6:30 de la mañana en el predio de sus padres, Gregorio Pech Sánchez y Manuela Escalante Valle, en la calle 19 entre 14 y 16, donde fue velado.

Cuando se dio a conocer el fallecimiento del joven en la tarde del sábado, muchas personas fueron para expresar sus condolencias a los familiares y a esperar durante la noche la llegada del cadáver.

Anteayer a las 3 de la tarde el presbítero Roger Enrique Mukul Cem ofició una misa de cuerpo presente en la iglesia de San Bartolomé Apóstol. Después, el cortejo fúnebre, acompañado de música de mariachi, partió al cementerio general.

El féretro fue llevado cargado en hombros por sus amigos y compañeros peritos.

El sábado a las 10 de la mañana el joven regresaba a su casa en esta población. Conducía una moto Honda Cargo 125 en el libramiento Mérida-Tizimín.

Pero se estrelló contra el Tsuru rojo placas 2848-YSB, habilitado como taxi de la ruta Sinanché-Motul, cuyo chofer José Mercedes Palma, de 70 años, no respetó el alto en el entronque. El perito salió volando, perdió su casco y cayó a más de 20 metros.

Fue llevado al IMSS y de ahí a la Clínica de Mérida, donde falleció de traumatismo craneoencefálico en la tarde.- Mario A. Torres Maldonado




Volver arriba