Colisiona a mototaxi

Dos heridos no de gravedad y daños materiales, el saldo

1 / 5


Manuela Sayuri Sánchez es atendida por paramédicos de la Cruz Roja del edema que sufrió en la frente después de caer del mototaxi
El Sentra, conducido por Teresa Casanova, se pasó el alto y chocó por un costado al mototaxi, que fue arrastrado varios metros hasta volcar sobre el costado opuesto
El mototaxista Juan Antonio Chi Medina, de 25 años de edad, quien resultó con un golpe fuerte en un tobillo
Aspecto de cómo quedó el mototaxi tras el percance
Un policía observa el lugar del accidente


TEKAX.— Teresa Casanova, al volante de su Sentra placas ZAN-5130, se voló un disco de alto y chocó contra un mototaxi que llevaba a tres pasajeros, con saldo de dos lesionados, aunque por fortuna no de gravedad.

De acuerdo con los datos, el percance ocurrió anteayer viernes a las 8 de la noche en la calle 55 con 72, en la colonia San Francisco, frente la base de la Cruz Roja.

Según relató el mototaxista Juan Antonio Chi Medina, de 25 años de edad, él circulaba sobre la calle 72 en su mototaxi marca Italika y llevaba a algunos familiares, quienes salieron a comprar su cena.

En un momento dado, en la la confluencia de la calle 55 con 72, la señora Casanova, quién venía de Oriente a Poniente, se voló su disco de alto y salió intempestivamente impactando al mototaxi.

Después el vehículo arrastró al mototaxi y lo arrastro varios metros hasta volcarlo sobre su costado. Los pasajeros cayeron al piso.

“Chi Medina dijo que tenía preferencia de paso, así que la señora se voló el alto”, dijo un testigo de los hechos.

Una pasajera, Manuela Sayuri Sánchez, sufrió un edema en la frente al golpearse en la carretera. Su esposo y su hijo de 9 años de edad salieron ilesos.

Versiones opuestas
Según personas que vieron el accidente, Teresa Casanova intentó darse a la fuga pero se lo impidió la gente que estaba cerca del sitio.

La Sra. Casanova dijo a los policías que nunca intentó darse a la fuga, “sólo lo está diciendo la gente”, y que sólo quería ir a hablar a su marido, Leonardo Gallegos Tintoré, quién llegó al lugar.

El esposo de la mujer intentó hacerse responsable el percance, pero los agentes le dijeron que tendrían que llevarse a su esposa a la comandancia para el deslinde de responsabilidades, pues era ella la que conducía.— Julio C. Caamal




Volver arriba