Zafarrancho en Kaua

Notario público es detenido por la Policía Municipal

1 / 2



Con golpes y empujones, policías de Kaua sacaron al notario público y acompañantes; momentos después lo encarcelaron y, según afirma el diputado federal Sergio Chan Lugo, violaron sus derechos humanos



KAUA.- Agentes de la Policía Municipal detuvieron, con empujones y golpes, al notario público José Anastasio Manzanilla Torres, quien acudió a dar fe del pago del impuesto y entregar la solicitud para una anuencia de bebidas alcohólicas del restaurante “El Balam”, propiedad del exalcalde panista de Tinum Evelio Mis Tun.

En repetidas ocasiones se ha acudido para la misma diligencia, pero no les aceptan el pago, y les han negado la anuencia municipal, presuntamente por órdenes del gobierno del Estado, según afirma Mis Tun.

Para dar fe y testimonio de los trámites, se contrató al notario público José Anastasio Manzanilla Torres, quien fue acompañado de los abogados Guillermo Ail Baeza, Mario Campos Couoh y la administradora del restaurante Angélica Díaz Poot.

Al llegar al Palacio Municipal fueron recibidos por una secretaria que no se identificó y dijo que el alcalde no los podía recibir porque se encontraba en una reunión fuera del edificio.

Posteriormente argumentó que no podía atenderlos porque en sus oficinas no había energía eléctrica.

Se le sugirió que podía recibirlo y dar un comprobante escrito a mano y no habría problema, pero se negó.

La secretaria dijo: “No me gustan que me tomen fotos”, al ver al reportero que estaba tomando las placas. Un uniformado se acercó al reportero y le pidió que se saliera.

Discusión

Luego entraron otros tres policías a la oficina con un sujeto que dijo ser funcionario, y se inició la discusión.

Los policías pedían que el el notario Manzanilla Torres se saliera, pero éste les respondía que no lo podía hacer, pues es notario y acudió a dar fe de una diligencia.

De repente, los uniformados comenzaron a tirar golpes y empujar a los visitantes, se originó un zafarrancho en el interior del palacio municipal hasta que los policías lograron sacar a la fuerza al notario y a los abogados. Un agente jaloneó la cámara del reportero con intenciones de quitársela, al momento que le decía “deja de tomar fotos”.

El notario se quedó parado en los corredores del palacio municipal, mientras los uniformados entraron; segundos después regresaron, al parecer habían recibido órdenes y tomaron de la mano a la fuerza al notario y le dijeron “acompáñanos”, y con jalones lo llevaron a una celda y lo encerraron. Los abogados y la administradora del restaurante se replegaron al parque de la comunidad para evitar ser detenidos.- JUAN OSORIO OSORNO OSORNO

Página 16




Volver arriba