Yaxcabá, cuna de la insurrección maya

Yaxcabá, cuna de la insurrección maya

Expediente del Congreso de Yucatán en el que se incluye la petición de vecinos de Yaxcabá para ser un municipio libre

YAXCABÁ.- Yaxcabá es un municipio lleno de historia, tradición, atractivos naturales y arqueológicos.

Esta comunidad, se cree, fue realizada por el único Cocom que sobrevivió a la destrucción de Mayapán, en 1441, se afirma en la Enciclopedia de los Municipios y Delegaciones de México.

En la Época Colonial fue una encomienda a cargo de Joaquín de Leguizano (1562) y Andrés de Valdés.

De sus comisarías, destaca Cisteil, donde Jacinto Canek encabezó la primera insurrección importante de la rebelión maya en 1761.

Zona arqueológica

También Yaxunah, que cuenta con una zona arqueológica, un gran cenote a cielo abierto y un Centro Cultural, donde se puede contactar a personas que ofrecen comida y hospedaje a los visitantes.

Hoy Yaxcabá celebra que el 5 de junio de 1923 la Federación lo erigió como municipio libre siendo gobernador Felipe Carrillo Puerto.

Por ello, el parque principal lleva el nombre del ex gobernador y alberga un busto de Carrillo Puerto.

Entre los atractivos del municipio destaca el Palacio Municipal, que tiene 23 arcos y fue construido en 1828.

Iglesia única

También su iglesia de tres torres, única en su tipo en Yucatán, México y América Latina, y con un retablo principal bañado de oro.

En la iglesia se puede observar la tumba del capitán Tiburcio Cosgaya, quien murió en la rebelión maya el 20 de noviembre de 1761.

Además se pueden visitar La Ermita, que funcionó como la primera iglesia de la población; el cenote, ambos en el centro de la comunidad, y varias casonas, como la Wáay Cot (casa del brujo).

En la biblioteca municipal se pueden observar monolitos en exhibición.

En esta comunidad se recuerda a “don Cleotilde Cob Mex”, quien fue militante del Partido Socialista del Sureste y solía contar sus historias y presumir la jícara en la que Felipe Carrillo Puerto bebió pozole de yuca.- J.C.P.K.




Volver arriba