Tranquilo adiós a las playas

Locales dominan en el último fin de semana vacacional

7_280414_p33otraphoto02
1 / 3


El muelle de concreto fue una de las novedades en estas vacaciones de Semana Santa. Las familias aprovechaban su sombra dentro y fuera del agua. A la izquierda, una familia se resguarda del sol bajo una palapa
Un niño juega en la playa de El Cuyo, al final de las vacaciones


EL CUYO, Tizimín.- Un menor número de vacacionistas, comparado con días anteriores, se despidió ayer de las playas en el Oriente.

Desde el viernes, los temporadistas comenzaron abandonar sus casas de playa. Este fin de semana sólo llegaron al puerto algunas familias de comisarías y de Tizimín que rentaron camiones de transporte para pasar el día.

Desde las 7 de la mañana llegaron y buscaron los mejores lugares bajo el muelle de concreto. Las familias instalaron mesas y sillas. Algunos se bañaron en la playa bajo la sombra del muelle, como una novedad.

María Luisa Nah Cahum, quien fue con cinco hijas y nietos, dice que gastaron $40 por persona en una excursión con vecinos de la Colonia Santa Cruz de Tizimín.

Buscan pescado frito

Llevaron alimentos y refrescos para pasar el día y pagaron 200 pesos por dos órdenes de pescado frito.

Los ambulantes perecieron este fin de semana, según comentaron, pues apenas se vendían los “xec” de jícama, mango y naranja. Amílcar Och Puc, vecino de la comisaría de Santa María, llegó a las 10 de la mañana con 20 bolsas de “xec” de mango. A la 1 de la tarde, apenas había vendido dos. “Hoy solo venimos a perder el tiempo, no se vende; hay muy poca gente y los que vinieron no compran”, se queja el vendedor.

Llamó la atención que en estas vacaciones uno de los atractivos fueron los flamencos. Desde la entrada del puerto se apreciaban las parvadas y los visitantes aprovecharon tomar fotos.

En el puerto de Río Lagartos las familias se concentraron en el balneario de Chiquilá y muy pocas cruzaron a la playa.

El lanchero Mario Edilberto Marfil Ojeda comentó que la semana pasada les fue mejor, pues cada hora les solicitaban cruzar y obtenían por servicio hasta $700 en un viaje para 10 personas.

En San Felipe, los visitantes llegaron desde 8 de la mañana. Como a las 4 de la tarde, la mayoría ya estaba abandonando la playa.- WENDY UCÁN CHAN

De un vistazo

La novedad

El muelle de concreto fue una novedad; los visitantes aprovecharon para bañarse bajo su sombra.

Los flamencos

Los flamencos llamaron la atención de los visitantes; desde la entrada a El Cuyo se podían ver a las aves; visitantes los fotografiaban.




Volver arriba