Se pelean por tierras

Ven "arbitraria" medición de lotes en Yaxkukul

Ejidatarios de Yaxkukul y familiares ante terrenos que pretendió medir un topógrafo del gobierno estatal, sin el permiso del ejido

YAXKUKUL.- Momentos tensos se vivieron en el municipio por un conflicto por tierras ejidales.

Ayer entre las 8 y 10 horas se registró un choque entre dos grupos de ejidatarios.

El grupo del comisario, ejidal, José Ramos Tun Poot, se enfrentó al que encabezan los ex comisarios ejidales Flavio Uicab, Filemón Contreras y Octavio Hoil Ek, que son financiados por el empresario Gabriel Guzmán Millet, quien, según ejidatarios, “desde hace años ha tratado por todos los medios de despojarlos” de sus tierras.

El problema se inició con el descontento dentro del ejido por la intromisión del jefe de la oficina de Asuntos Agrarios del Estado, Roque Castro, al mandar a su personal a realizar mediciones dentro del ejido sin pedir permiso del comisario ejidal.

Tun Poot dijo que Roque Castro no tiene facultad legal para hacer mediciones, toda la tierra del ejido se ha repartido entre todos los ejidatarios por igual en asamblea en la que se cumplieron las formalidades de ley.

-Las personas del grupo opositor en su mayoría solicitaron a la asamblea les asignara las tierras que ellos en su momento dijeron y firmaron reconociendo como las que estaban trabajando.

Documentos firmados

-Se cuenta con la documentación firmada por cada uno de los ejidatarios. Así que no queda tierra de uso común para medir, ya que toda la tierra fue repartida.

-Lo que está haciendo Roque Castro es generar un clima de violencia dentro de nuestro ejido con el único propósito de beneficiar al empresario Guzmán Millet.

En días pasados, Tun Poot interpuso una denuncia ante la Comisión de Derechos Humanos por abuso de autoridad, ya que, dijo, Roque Castro viola la ley al estar contra los acuerdos de asamblea.

-Se está tomando atribuciones que no le corresponden, está actuando al servicio de un empresario y causando un conflicto que cada vez se va agravando.

Antes, el grupo que apoya Roque Castro armados con coas y machetes amenazaron al grupo de Tun Poot en pleno monte del ejido.

-De esta situación tiene conocimiento Roque Castro y también en esa ocasión se encontraba personal de Asuntos Agrarios del Estado que son sus subordinados -indica el comisario.

Ayer la situación se puso más tensa porque llegaron hasta los golpes.

El comisario relata que el grupo encabezado por Flavio Uicab, Filemón Contreras y Octavio Hoil, que “son conocidos por sus actos de corrupción y su enriquecimiento desmedido durante sus gestiones, como es costumbre de ellos actuar con ilegalidad pretendían que nuevamente personal de Asuntos Agrarios del gobierno del Estado ingresara al ejido”.

-Al enterarse, los ejidatarios acudieron al comisario ejidal y me pidieron que no permitiera dicha arbitrariedad y que los acompañara para evitar que personal de Roque Castro entre nuevamente al ejido.

Esto. añadió, ocasionó la inconformidad del grupo opositor, que agredieron tanto al comisario ejidal como al ex secretario del ejido Donacio Castro Chan.

Policías

Al lugar llegaron las unidades 6230, 6231, 6256, 6228, 6258 y otras de la SSP, al mando de los comandantes Rogelio Azcorra Medina, Mario Caamal, Ángel Torres Méndez y Jorge Armando Albert Camargo, entre otros, para apoyar a la Policía Municipal hasta que se calmaron los ánimos de ambos grupos.

Al final, Tun Poot y su grupo lograron que se retirara el topógrafo de Asuntos Agrarios del Estado y luego se retiró el grupo opositor.

El comisario se retiró para tener una reunión en la Casa Ejidal, en la que los socios repudiaron el actuar de Roque Castro y pidieron al gobierno estatal que vigile que no se repitan las arbitrariedades.- Mauricio Can Tec

De un vistazo

Causante de violencia

Los campesinos de Yaxkukul dijeron que hacen responsable a Roque Castro de generar un clima de violencia que puede desencadenar en derramamiento de sangre e, incluso, podría cobrar la vida de algún ejidatario.

Tierras recuperadas

Lamentaron que Roque Castro esté al servicio de un empresario y no al servicio de los ejidatarios que decidieron repartirse por igual las tierras que lograron recuperar luego que se vendieron ilegalmente.




Volver arriba