Robos y pintas en Kantirix

Piden vigilancia policiaca, obras e iluminar una vía

1 / 7


El parque principal de Kantirix, donde vándalos hicieron con carbón pintas en las bancas y el piso para marcar su territorio. Abajo, la vía de entrada a la comisaría, donde no funciona el alumbrado público y también hay pintas en un pilastrón
El paradero de autobuses en la carretera Izamal-Tepakán, desde donde caminan a oscuras los vecinos para llegar a su natal Kantirix. Abajo, pintas en el tanque de agua potable, y letrero de alto que está por caer
El escombros que vecinos de Kantirix piden que se extienda, y la cancha con postes oxidados y sin canastas
Un poste oxidado en la cancha de Kantirix. A la izquierda, pintas en el muro del parque infantil y en bancas


KANTIRIX, Tepakán.- Vecinos de esta comisaría solicitan al alcalde Weyler Aarón Coral Manrique, emanado del PRD, que les presten servicios públicos.

Los habitantes piden una caseta policíaca, pintar de nuevo los parques, darle mantenimiento a la cancha de basquetbol, que se extienda el montón de escombro junto al comisariado municipal y cambiar un ventilador dañado en el comisariado.

Según el Censo de Población y Vivienda 2010 del Inegi, la comisaría cuenta con 156 habitantes.

La mayoría labora en el campo y los más jóvenes, en Mérida o en el estado de Quintana Roo.

A esta comisaría se llega por la carretera a Izamal, tomando un desvío que se ubica antes de llegar a la cabecera municipal.

Si no se tiene vehículo, hay que caminar un kilómetro y medio hasta la población.

Desde el entronque hasta el centro de la comisaría se ve gran cantidad de pintas.

Se observan en el paradero de camiones en el entronque y también en uno de los pilastrones antiguos que hay en la entrada a esta comisaría.

También hay pintas en el parque principal -en bancas y hasta en el piso-, en la barda que rodea al parque infantil y en la base del tanque elevado de agua potable.

En esos sitios se lee las pintas “Sureños 13″, “Vatos locos” y “Pitufos”, con las cuales se presume las bandas marcan su territorio.

-Son jóvenes quienes pintan el parque (principal) con carbón. Nadie puede sentarse en las bancas porque están sucias y, además, dan mala imagen -dice un vecino.

También se observa que la cancha de basquetbol tiene los postes oxidados, no tiene canastas. Además, hay una portería también oxidada y sin la red de malla.

Los vecinos se quejan además de que no funcionan los seis postes de alumbrado público que hay del entronque a la entrada de la comunidad.

Los postes no tienen focos o cablería, tanto subterránea como colgante, porque, según los vecinos, las robaron.

Al moverse las bases, indican, se cayeron las lámparas o se las llevaron.

-Desde la entrada está así de feo. Falta más vigilancia de la Policía, porque los postes no tienen foco y se robaron la cablería. Pero la Policía no vigila la carretera de entrada -indica otro habitante del poblado.

-La gente que trabaja fuera del pueblo, cuando bajan del camión, caminan un buen tramo a oscuras cada fin de semana o en quincena.

-Se necesita una caseta de Policía en la vía de entrada a la población para que cuando se reparen las lámparas, no se roben los cables y los focos, y no pintarrajeen las bancas y el parque infantil -abunda.- JOSÉ C. PECH KU




Volver arriba