"Queremos un parque"

“Queremos un parque”

Niños de Xanabá, Izamal, en peligro en un juego roto

En el centro de Xanabá, donde está por comenzar la fiesta anual, el local del comisariado tiene la pintura con moho y hay postes de alumbrado sin lámparas. A la derecha, menores que piden un parque que tenga juegos y arena nuevos

XANABÁ, Izamal.- La fiesta tradicional de esta comisaría comenzará el fin de semana próximo, pero la imagen del centro de esta comunidad deja mucho qué desear.

En el Centro se observa que el parque infantil está en malas condiciones, que faltan lámparas del alumbrado público, otras están encendidas de día, y el Palacio está sucio y tiene rotos varios cristales de las ventanas, y la pintura dañada con moho.

En un sondeo, varios menores coinciden en que “nosotros queremos un nuevo parque” y piden “que traigan toboganes, resbaladilla, columpios y una nueva casita para jugar”.

-Queremos un parque para jugar, pero la casita se va a caer y no hay columpios para venir a mecer, y queremos que cambien la arena porque está sucia -responde el menor Henry Perera a la pregunta de cómo quiere ese espacio infantil.

-Está feo, el parque no me gusta, no tiene resbaladillas y no tiene juegos de brinca-brinca para jugar con mis primos, falta que pongan otros juegos nuevos para los niños -dice por su parte la menor Jahaira Gil.

-Puras groserías tienen escrito en el parque, además no hay juegos para nosotros los niños, queremos que pongan la resbaladilla, está todo echado a perder -señala el menor Santos Che.

En el recorrido también se observa que los niños se suben a la casa infantil que ya está ladeada y tiene clavos y tornillos saltados, los cuales son un peligro de lesiones para los propios menores.

En el parque, Jair Puc y los hermanos Cristian y Roberto Gil, a su vez, indican que esperaban quien los invitara para jugar futbolitos en uno de los puestos que ya se instalaron para la fiesta tradicional de esta población.

En el mismo parque y en varias calles del Centro hay postes del alumbrado que no tienen lámparas.- José Candelario Pech Ku [email protected]




Volver arriba