Promesas no cumplidas

Le reclaman en Kanxoc al diputado Gonzalo Escalante

Las calles de Kanxoc necesitan reparaciones, pero el comisario dice que hasta la fecha las autoridades no responden las solicitudes

KANXOC, Valladolid.- Vecinos de la comisaría le reclamaron al diputado Gonzalo Escalante Alcocer compromisos de campaña que hasta hoy no se cumplen.

El legislador vino a poner en marcha el programa “Pa’ que te llegue”.

Al terminar la ceremonia protocolaria del evento, vecinos rodearon al diputado y le reclamaron que “no ha hecho nada” por traer el colegio de bachilleres, a lo que se comprometió en campaña junto con el ahora alcalde Roger Alcocer García.

Las reclamaciones no paraban, no dejaban de hablar. Cuando Escalante Alcocer pudo decir palabra, expresó: “Calma, calma, el gobierno del Estado ya inició con ese programa en Yalcobá, Popolá y otras comisarías, pronto les va llegar a ustedes”.

También el comisario

El comisario Gualberto Cauich Hun no se quedó atrás, también reclamó ofrecimientos que el diputado hizo con Alcocer García y que aún no han cumplido. Entre otras cosas mencionó la construcción y repavimentación de calles, la puesta en marcha del comedor (desde hace varios meses está casi listo pero no tiene mobiliario), la instalación de señalamientos de tránsito y la construcción de banquetas y de una cancha de usos múltiples.

“Ahora le traigo las solicitudes que he hecho y por las que hasta ahora no recibimos respuesta”, le dijo el comisario, y se fue al local del comisariado en busca “de pruebas”. Pero cuando regresó, el legislador ya se había retirado del lugar.

Los campesinos se dirigieron a los medios de comunicación “para demostrar, con documentos”, las solicitudes que han hecho.

Luego se dirigieron al comedor y reclamaron a la directora del DIF Municipal, Míldred Rodríguez Yam, el haber publicado en internet, que esa dependencia había construido el comedor.

Ella respondió que no sabía nada, pero el comisario le mostró una copia de la información. Entonces la funcionaria dijo que “la redacción está mal”, porque el DIF sólo adecuó algunas cosas, como construir mesetas, la cocina con dos fogones y la rehabilitación del baño.

Mientras, hablaba, los campesinos seguían reclamando, de modo que optó por irse.

El comisario municipal dijo que lamentaba que no haya acudido al alcalde, para que también le reclamen.Luego explicó que su gente piensa que está coludido con las autoridades municipales y cada vez le reclaman más, de modo que él tiene que “hacer lo mismo”.

También dijo que para el remozamiento del edificio del comisariado municipal el responsable de la obra dijo que costó $130,000, lo cual, a su juicio, “es demasiado dinero para lo que se hizo”.- Juan Antonio Osorio Osorno




Volver arriba