Pierde todo en un incendio

Pierde todo en un incendio

En Sucopo, fuego consume ahorros y pertenencias

1 / 2


Marina Berenice Pech Kuyoc recibe curaciones de una enfermera ante las quemaduras que recibió en brazos y pierna. A la izquierda, Zacarías Pech y Porfiria Kuyoc, padres de la joven que perdió todo


SUCOPO, Tizimín.- Marina Berenice Pech Kuyoc, de 20 años, perdió todo, su ropa, trastes e incluso sus ahorros, el pasado martes a causa de un incendio que acabó con su pequeña vivienda.

“Cuando escuché los gritos de mi hija, como pudimos tiramos la puerta y la sacamos de la casita, estaba en llamas”, relata su papá, Zacarías Pech Coronado.

Porfiria Kuyoc Pisté, su madre, dice que eran las 2 de la tarde cuando su hija le dijo que se iba a su casa.

-Vi que llegó su esposo y ya no la fui a ver para que veamos la novela, sólo de repente me avisó mi otra hija que se estaba quemando la casa de Berenice.

-Su esposo trató de entrar a ayudarla, pero la puerta se atoró, hasta que llegó su papá y tiraron la puerta y la lograron sacar. Estaba amodorrada en un rincón gritando que la ayudemos.

Pech Coronado, de 77 años de edad, señala que estaba llegando de su milpa cuando vio arder en llamas el techo de guano de la casa. “Los vecinos y toda la gente se unieron para apagar las llamas. Gracias a Dios no le pasó nada grave a mi hija, porque si se hubiera prendido su pelo, ahí se iba a quedar”.

Berenice Pech comenta:

-Toda mi ropa y mis trastes se quemaron, perdimos varias cosas que apenas estábamos consiguiendo.

Zacarías Pech dice que su yerno, Édgar Martín Argáez, de 28 años, trabaja en el rastro de Tizimín y espera que el DIF o la presidenta municipal le brinden apoyo para poder levantar de nuevo su casa o juntar dinero para comprar sus cosas.

La familia vive a espaldas de la iglesia católica.- WENDY UCÁN CHAN




Volver arriba