Piden un parador turístico

Lancheros de Río Lagartos se quejan en un aniversario

1 / 2


En el evento de aniversario en Río Lagartos se expusieron artesanías, como unas coloridas muñecas. A la izquierda, lancheros inconformes luego de que no los dejaron exponer sus quejas


RÍO LAGARTOS.- En el festejo del décimo quinto aniversario de la Reserva de la Biosfera Ría Lagartos, ayer, salieron a relucir inconformidades de lancheros contra autoridades de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp).

Al evento, programado a las 11 de la mañana en el balneario Chiquilá, asistieron representantes de diversas organizaciones e instituciones, funcionarios del gobierno del Estado y dirigentes de la Conanp, Semarnat, Conafor y Profepa.

Con semanas de anticipación los lancheros habían preparado un escrito y manifestarían durante el evento su descontento contra Rafael Robles de Benito, actual director de la Conanp, por la falta de apoyo para construir un parador turístico que se solicitó desde el año pasado.

En el evento, Ismael Navarro Hau, presidente de la Federación de Lancheros de Río Lagartos, estaba listo para hacer pública la inconformidad. Sin embargo, organizadores presionaron para evitar que se empañara el evento protocolario con una lluvia de quejas.

Los lancheros insistían a su presidente en que se tenía que leer el oficio que realizaron para hacer sentir la inconformidad de los ribereños del puerto. Sin embargo, esto no se concretó, pues apenas dirigieron su mensaje los funcionarios se bajaron del estrado, concluyendo así la ceremonia oficial.

No esperaron

Cuando terminaron las palabras de agradecimiento, los directores y funcionarios abordaron lanchas para realizar un recorrido por la ría. Pasearon por manglares para ver las diversas especies de aves y lagartos.

Mientras eso ocurría, en la comunidad había un grupo de lancheros alebrestados, quienes al enterarse de que no le permitieron a su dirigente hacer pública su queja, querían trasladarse al balneario para enfrentarse a las autoridades.

Cuando los inconformes se controlaron, optaron por informar a la prensa sobre su caso. Tenían en sus manos el escrito con la firma de todos los quejosos.

En el oficio mencionaban lo contentos que estaban por el aniversario de la Reserva, pero también explicaban su inconformidad: las palapas y el restaurante del balneario cada vez se deterioran más.

Mejoras por ellos

Afirman que si se han conseguido mejoras, como los sanitarios, ha sido porque ellos han realizado la gestiones.

Según el oficio, son cerca de 38 lancheros de cuatro cooperativas quienes desde el año pasado realizaron un proyecto para un parador turístico, que fue aprobado por la Comisión Nacional de los Pueblos Indígenas (CDI) con un monto de $1.005,000.

Para concretarse el proyecto se requería una carta de no inconveniencia de Robles de Benito, misma que se le solicitó desde el 17 de febrero.

La entrega de la carta demoró hasta el 16 de mayo, lo que resultó insatisfactorio para los lancheros, pues el tiempo había vencido.

En el oficio los prestadores de servicios señalan la falta de apoyo del titular de la Conanp, pues sabiendo en qué consistía el plan, se negó a apoyarlos. En cambio, sí respaldó el proyecto de cocodrilos que financió la CDI y que sólo integran 5 personas.

Al final, los prestadores de servicios se quedaron callados y dejaron a los funcionarios almorzar durante un convivio que les prepararon.- WENDY UCÁN CHAN




Volver arriba