Peculiar protesta por baja

Peculiar protesta por baja

Cese en Comuna de Tekantó "por decir la verdad"

Ángela Chi Canché, ex trabajadora del Ayuntamiento, junto a la manta que colocó en su casa para pedir que la liquiden conforme a la ley

TEKANTÓ.- Con una manta en la fachada de su casa, Ángela Chi Canché protesta por su despido injustificado del Ayuntamiento y exige la liquidación que le corresponde conforme a la ley.

-Entré a trabajar al Ayuntamiento en el 2010 y ahora me corren porque supuestamente le falté al respeto a un superior, pero no me dijeron quién es esa persona -dice la mujer, quien fue cesada el lunes 31 de marzo.

-No sé si fue (el despido) por exigir el material que se necesita en la Biblioteca Municipal -añade.

Según explica, el 20 de marzo le dieron un oficio firmado por la síndico municipal, María Guadalupe Pech Vecino, en la que se le informaba de una suspensión laboral de ocho días, “porque le mal contesté a una superior”.

-Tenía entendido que la suspensión era por días hábiles, pero incluyeron el domingo 23 -añade-. Cuando me presenté a trabajar el lunes 31 me dijeron que ya no tenía trabajo.

-Me dijeron que el viernes 28 de marzo me debí presentar a trabajar.

Ángela Chi cree que su despido se debió a que durante los ocho días de castigo “saqué una manta en la que puse que se me suspendió injustificadamente del trabajo”.

-Creo que eso le molestó al presidente municipal (Ángel Orosco Avilés) y se vengó cuando me presente a trabajar -agrega.

-Ahora sólo quiero que me liquiden conforme a derecho, pido que se cumpla la ley que me ampara como ex trabajadora del Ayuntamiento. Por decir la verdad y exigir las cosas me corren.

Según la ex empleada municipal, en la biblioteca hay paredes con verdín, cuando llueve se mojan los libros, las computadoras no funcionan, no hay internet para que los niños hagan sus trabajos y por las ventanas rotas entran gatos a dormir.

-Tuve que pegar cartones en las ventanas, porque dicen que no hay dinero para hacer mejoras -dice-. Solo quiero que me liquiden por los años que trabajé, se lo pido públicamente al presidente (municipal) y que no me difamen por algo que no hice.

La mujer indicó que su jefa directa es la directora de Educación, Marisol Kantún, quien le informó que fue dada de baja “por órdenes del presidente municipal”.

El sueldo de Ángela Chi es de 700 pesos quincenales. Vive con sus dos hijos menores de edad en la calle 21 No. 125 entre 24 y 26, a dos cuadras del Centro.- José Candelario Pech Ku




Volver arriba