“Pase lo que pase debemos callar”

Línea oficial para Hoctún a fin de "no dañar" al PRI

La regidora Leoncia Sosa Chalé acusa de complicidad a funcionarios emanados del PRI

HOCTÚN.- En represalia porque denunció en la Auditoría Superior del Estado de Yucatán (ASEY) presuntos malos manejos en los programas y dinero que llegan al Ayuntamiento, la regidora Leoncia Sosa Chalé fue destituida como secretaria municipal y se le bajó el sueldo de $5,000 a $3,000.

La edil informa que en sesión que celebró el jueves 12 de 6 a 7:30 de la noche, el Cabildo que encabeza la alcaldesa Flor Mireya Acosta Novelo la cesó con el voto de seis de los ocho regidores y en su lugar nombró al edil Fernando Ek Muñoz.

-Creo que ya basta de que las cosas no se hagan con transparencia en el municipio, desde la campaña se hicieron muchas promesas y hoy el pueblo aún no ve los beneficios; se sigue en deuda con el municipio, no hay avance en las obras, no se ve el progreso de la gente -afirma.

Relata que “antes de que se envíe un oficio a la ASEY, se fue a hablar con el diputado local (priista) Dafne López (Martínez) y les dijo que la presidenta tiene todo el respaldo de los diputados del Congreso.

“Luego Carlos Sobrino Argaes (subsecretario del gobierno del Estado) para fines de marzo en una reunión dijo que no se haga nada contra el Ayuntamiento, ya que como somos del mismo partido (PRI), pase lo que pase debemos callar las cosas.

“Prácticamente ambos dijeron que se apoye a la presidenta municipal en todo, no buscar problema para no echar a perder el partido (PRI)”, subraya la regidora.

También denuncia que “el libro de actas del Cabildo (que según la Ley de Gobierno de los Municipios le corresponde al secretario municipal) lo maneja el cuñado de la alcaldesa Miguel Octavio Arjona Sánchez, quien no es ni siquiera regidor.

“Desde el inicio de la administración pasaban estas cosas de nula transparencia pero creo que tanto callar no es válido. Es hora que el pueblo sepa qué pasa en Hoctún. No quiero que se diga que fui cómplice del robo al pueblo.

“Sé que me van a odiar y a tratar de vengarse, por lo que hago responsables a la presidenta municipal de lo que suceda a toda mi familia y a una servidora.

“Que quede bien claro: no quiero que digan que le robé al pueblo. Ojalá que la gente del gobierno tome cartas en el asunto, aunque dudo que le exijan a la presidenta las buenas cuentas, porque ya ellos mismos han dicho que no importa lo que pase, lo que importa es no manchar al PRI”, enfatiza.

En el Palacio Municipal no se quiso dar información sobre dónde se encontraban ayer la alcaldesa y el nuevo secretario municipal, de quien se dice que está delicado de salud.Durante la entrevista en el domicilio de la regidora, en la calle 17 entre 20 y 22, pasaron varios patrullas de los ayuntamientos de Hoctún, Hocabá y Xocchel. Los policías de Xocchel incluso portaban pasamontañas.Se averiguó que la Policía de Hoctún pidió ayuda para recorrer las calles del municipio ante el rumor de que el Palacio sería apedreado.- José C. Pech Ku




Volver arriba