Para Popolá no hay dinero

Necesita calles, ambulancia, un equipo de sonido...

7_050414p2popolaphoto01

POPOLÁ, Valladolid.- A pesar de que les acaban de inaugurar siete calles, los ciudadanos de esta comisaría se sienten inconformes.

No les parece que sus calles no estén planas y además estén llenas de piedras.

El comisario Pedro Pablo Pech Cohuo dijo cuando él va a pedir apoyos le dicen que “no hay dinero”.

Señaló que las calles que inauguraron el viernes 4 las construyeron en dos meses, y en la inauguración estuvieron el presidente Roger Alcocer García y el gobernador Rolando Zapata Bello.

Aprovechando que las autoridades estaban en la comisaría, Pech Cohuo les dijo que necesitaba apoyos para hacer unos remozamientos en Popolá.

Pero, añadió el comisario, todo quedo en palabras, ninguno le aseguró nada.

Para el comisario, una de las necesidades que tiene la comisaría es la falta de una ambulancia, un domo de usos múltiples, el remozamiento del parque principal, y un equipo de sonido para dar mejor los mensajes.

Uno de los proyectos ya confirmados es un telebachillerato que beneficiará a jóvenes que, por falta de recursos económicos, no estudian la preparatoria.

“Cuando vamos con el alcalde para que nos apoye y podamos hacer mejoras en la comisaría nos dice que no hay dinero, los regidores son los que nos apoyan y con eso podemos arreglar algunos detalles de la población”, dijo.

La autoridad también señaló que los vecinos se quejan porque las patrullas no dan sus rondines, pero aseguró que eso no es culpa de él, sino de las autoridades del Ayuntamiento porque les limitan la gasolina y cuando se pide más les dicen que se tiene que esperar a que llegue la quincena.

Hace unas semanas atrás hubo 45 casos de hepatitis en esta población y los vecinos se manifestaron ante la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Yucatán (Japay) para que les dieran una bomba para que el agua se clore y llegue limpia, ya que, aseguraban los vecinos, en el agua estaba el virus.

Pese a que en el Centro de Salud sí hay doctores, al día se atienden solo a cinco personas aproximadamente. El comisario dijo que el gobierno debe saberlo para tomar cartas en el asunto.

Valerio Cohuo Cima, quien vive en la calle 9 entre 4 y 6, dijo que esa calle no se encuentra petrolizada y está llena de piedras de grandes.

El vecino indicó que eso es un gran peligro, ya que tiene problemas para caminar y se puede caer por las malas condiciones de su calle.

“Fui con el comisario a preguntarle porqué no componen este camino y me dijo que él pidió el apoyo pero que no le dan una respuesta o le firman algún compromiso”, añadió el vecino.

Sobre la misma calle se encontraba José Pech Nahum, de 9 años, quien dijo que sus papás estaban trabajando y él tenía que chapear la yerba que rodeaba su casa.- DAVID OSORIO MARFIL




Volver arriba