“No vamos a decir nada”

Los pescadores José Armando Ay Chanché (playera negra) y su hijo Adrián Ay Choc (sudadera amarilla) son recibidos por sus familiares en el malecón de San Felipe, ayer

Los cuatro pescadores que estuvieron “desaparecidos” dos días en alta mar fueron encontrados ayer a 22.5 millas náuticas de San Felipe.

Tanto los rescatados como los familiares se mostraron tensos, temerosos y desconfiados con la prensa y con los habitantes del puerto que fueron a recibirlos.

“No vamos hablar, no vamos a decir nada, no queremos fotos”, decía una de las mujeres, quien esperaba en el malecón de San Felipe el arribo de su marido.

Los porteños que escuchaban decían que quizá los extraviados tienen que ver con la captura del pepino de mar y que tal vez se encontraron con otros furtivos, que los amenazaron o hicieron algo.

En una sola lancha llegaron José Armando Ay Canché y su hijo Adrián Ay Choc, ambos de Dzonot Carretero. Con ellos venían René Guillermo Mayo Loeza y Apolinar Blanco Guillén, de Santa Rosa y Anexas. Cuando les preguntaban sobre qué les pasó, no querían hablar, sólo decían que su motor se averió. Los familiares cubrían la cara de los pescadores para evitar las fotos.- W.U.C.

PÁGINA 16




Volver arriba