Niegan venta de calle de Celestún en $1 millón

Meridano que en realidad son dos terrenos suyos

Carlos Manuel Gallareta Chacón, vecino de Mérida, se dice dueño del lote que celestunenses denuncian que es una calle que la alcaldesa se apropió

CELESTÚN.- La alcaldesa Rosa Acosta Narváez dice que es falso que haya invadido una calle de acceso a la playa y afirma que en realidad es un terreno privado que está a nombre de Carlos Manuel Gallareta Chacón.

Gallareta Chacón, quien acompañaba a la edil al momento de la entrevista, a su vez muestra documentos que le acreditan como dueño del lote y dice que lamenta que existan personas mal intencionadas que pretenden hacer creer a la comunidad que se trata de una calle.

Relata que el año pasado compró Mireya del Socorro Quintal Espadas el terreno y que en en realidad son dos predios aledaños, de 15 por 40 metros y de 13.2 por 45 m.

Gallareta Chacón, vecino de la ciudad de Mérida, muestra un oficio fechado el 20 de agosto pasado en el que el entonces secretario Municipal, Luis Arturo Caamal Flores, hace constar que según una inspección física realizada por personal del Ayuntamiento en el predio número 7-1 de la calle 12 entre 12-B y 1-C y en el predio número 8 de la calle 14 entre 1-C y 1-D, no existe ningún establecimiento o bien mueble ni inmueble que sean de la Comuna.

Según el mismo documento, los predios mencionados son áreas libres.

Gallareta Chacón asegura que hasta personal del Catastro del Estado ya acudió y verificó que no es una calle.

El vecino de Mérida atribuye la versión de que es una calle a Gary Desplieguer y Maylin Brito, cuyos predios se ubican a los costados de los terrenos de él.

Asegura que ambos vecinos amenazaron a empleados suyos cuando fueron a realizar labores de limpieza.

-Efectivamente, los terrenos las están cercando y hago responsable a los dos vecinos antes citados de cualquiera daño que suframos mis trabajadores o yo.

A una pregunta, Gallareta Chacón contesta que efectivamente, los terrenos están en venta.

Un abogado, que lo acompañaba pero declinó decir su nombre al momento de la entrevista, descarta que los predios valgan un millón de pesos como que dicen vecinos.Sin embargo agrega que corresponde a un perito valuador determinar el precio de los terrenos.

Un lanchero denunció hace unos días que Desiderio Pinzón García, esposo de la alcaldesa, instaló vigas de concreto y alambres de púas para delimitar la calle, que está a un kilómetro de Celestún, por el faro de El Palmar, y que pretenden venderla.- JOSÉ W. COB CHAY




Volver arriba