Negativa en Temozón

Negativa en Temozón

Entusiasmado vi salir de mi casa a mi hijo Javier de Jesús Ciau Canché, el pasado viernes por la noche; se dirigía a la celebración de la clausura del curso de bachiller en el Cobay de Temozón.

Más tarde lo vi llegar llorando y al preguntarle lo que pasaba me explicó que el director del Cobay, Efraín Medina y Un, no le quiso entregar su certificado ni sus papeles, con el argumento de que no había devuelto un libro que hace dos años había prestado en la biblioteca del plantel.

Mi hijo reconoce que sí prestó el libro, pero por diversas circunstancias se le perdió, y el tiempo fue pasando sin que el director le dijera algo.

Ahora, al terminar su bachillerato le dijo que simplemente no le entregaría sus papeles hasta que devuelva el libro.

Nos hubiera dicho desde mucho antes el problema, o le habría advertido a mi hijo que no le entregaría sus papeles y se hubiera arreglado el problema, encontrando otro.

O al menos se le pagaría, pero malévolamente se lo negó ante la presencia de sus demás compañeros. Es de imaginar los sentimientos de mi hijo que acudió ilusionado a buscar sus papeles y no se los dieron, incluso me dijo que el director le dijo: “Lárgate, no te voy a dar nada”.

Mañana lunes (por hoy) acudiré al plantel a dialogar con el director para saber lo que está pasando y llegar a un acuerdo, ya que mi hijo no se puede inscribir a la universidad porque no tiene sus documentos.

No se justifica la acción del director, porque bien pudo haberse solucionado el problema mucho antes y no llegar hasta la hora de la entrega de los certificados y ponerlo como argumento para no entregarlo. -Daniel Ciau Couoh, padre del estudiante de Temozón.




Volver arriba