Multa de hasta $3 Mlls. a circo

La Profepa detecta cautiverio ilegal y sin trato digno

Personal de la Profepa ante el oso negro que motivó la visita al "Harley Circus"  para pedir los documentos de la posesión legal del animal, al que se detectó que le extirparon el maxilar inferior y pierde pelo

La Profepa informa que, por infringir la Ley General de Vida Silvestre, se sancionará con multa de 20 a 50,000 veces el salario mínimo del D.F. (o sea, de $1,295.20 a $3.238,000, según el salario de $64.76) al “Harley Circus”, que se encuentra en el centro de Dzidzantún y de donde anteayer en la madrugada decomisó seis animales.

La Profepa precisa, en un comunicado, que su personal realizó en ese circo una inspección y vigilancia por la posesión de un oso negro (Ursus americanus).

Durante los trabajos, los inspectores detectaron lesiones graves en el oso negro, un macho adulto sin maxilar inferior (extirpado), lo que lo imposibilita comer alimento sólido, y que presenta pérdida de pelo (alopecia).

Luego se realizó la verificación física a los demás ejemplares de vida silvestre del espectáculo ambulante.

Se detectó que un tigre de Bengala (Panthera tigris) presenta disfunción en sus extremidades, y un león africano (Panthera leo) no tiene garras, colmillos y marcajes correspondientes.

También se detectó que tres ejemplares de mono araña (Ateles geoffroyi) carecen de colmillos y marcajes correspondientes.

En materia administrativa, el circo no tiene documentos que avalen la legal procedencia de los seis animales y se detectaron situaciones contra el trato digno y respetuoso a la fauna silvestre.

Ante ello, la Profepa aseguró los seis ejemplares de vida silvestre, que fueron traslados a la Unidad de Fomento a la Conservación y aprovechamiento Sustentable de la Vida Silvestre (UMA) “Parque Zoológico El Centenario”, en Mérida.

El oso negro y los monos arañas asegurados están listados en la NOM-059-SEMARNAT-2010 Protección ambiental-Especies nativas de México de flora y fauna silvestre en la categoría de peligro de extinción.

Tres infracciones

La Ley General de Vida Silvestre establece que realizar actividades de aprovechamiento con ejemplares o poblaciones de especies silvestres en peligro de extinción o extintas en el medio silvestre, sin contar con la autorización correspondiente, poseer ejemplares de la vida silvestre fuera de su hábitat natural sin contar con los medios para demostrar su legal procedencia, así como realizar actos que contravengan las disposiciones de trato digno y respetuoso a la fauna silvestre, se sancionará con el equivalente de 20 a 50,000 veces el salario mínimo, así como con el decomiso de los ejemplares, partes o derivados de la vida silvestre y de los instrumentos directamente relacionados con infracciones a la citada ley.




Volver arriba